Recuerdos de la convención del año 57

Por su militancia comunista resultó electa constituyente. Aquí cuenta su versión de los hechos.
Irma Othar nació en Tres Arroyos, provincia de Buenos Aires, en 1925. La pobreza la empujó a trabajar desde pequeña en las tareas del campo. Cuando aún era una adolescente fundó el Sindicato del Servicio Doméstico en su ciudad natal. Luego, radicada en el conurbano bonaerense, trabajó durante siete años en el frigorífico “La Negra”, en Avellaneda. En las elecciones para convencionales constituyentes de 1957 resultó electa por el Partido Comunista; fue la mujer más joven de la asamblea -y la segunda de menor edad en general-, donde se destacó por su defensa de la incorporación de los derechos sociales en la nueva Constitución: el famoso artículo 14 bis. Autora de varios libros, en la actualidad continúa con la actividad política y sindical. En su casa de Remedios de Escalada, conversó con Todo es Historia: – ¿Cómo llegó a ser candidata? – Con el llamado a elecciones hubo una gran discusión dentro de nuestro partido. El peronismo, que era mayoritario en el país, estaba proscripto. Entonces, el Partido (Comunista) discutió y tuvo una muy acertada decisión: si el peronismo no está y si nosotros no vamos, va a salir una Constitución totalmente de derecha, que después la vamos a tener que cumplir todos. Y optó por presentarse a las elecciones. Yo había trabajado en el frigorífico “La Negra” hasta 1954. Me conocían como comunista. Éramos 70 compañeros, que luchábamos por las reivindicaciones y los derechos de todos. Eso nos unificaba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *