Rasgos de la victima:

Cree todos los mitos acerca de la violencia doméstica.

· Baja autoestima.

· Se siente culpable por haber sido agredida.

· Se siente fracasada como mujer, esposa y madre.

· Siente temor y pánico.

· Falta de control sobre su vida.

· Sentimientos encontrados: odia ser agredida pero cree que le han pegado por su culpa, que se lo merecía.

· Se siente incapaz de resolver su situación.

· Cree que nadie le puede ayudar a resolver su problema.

· Se siente responsable por la conducta del agresor.

· Se aísla socialmente.

· Riesgo de adicciones.

· Acepta el mito de la superioridad masculina.

· Teme al estigma del divorcio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *