RABINA GRACIELA GRYNBERG

Una Reflexión de Shabat

B’H – בה

 

9 de marzo de 2013 – 27 de adar de 5773

 

8 de Marzo -Día Internacional de la mujer

 

Encendido de velas el viernes: 19:05 horas

 

Parasha: VAIAKEL-PEKUDEI / 35:1-40:38

2* Libro: Éxodo 12:1-20

Haftara: Ezequiel 45:1-46:18

 

Conclusión del Shabat: 19:59 horas

 

x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x

 

Hace 5 años, viajé a Barranquilla – Colombia, para participar de unas jornadas sobre la mujer hebrea. Allí conocí a un grupo de mujeres judías, que apadrinan una escuela en un barrio carenciado, a más de 45 minutos del centro de la ciudad.

 

La escuela, edificada en un barrio en el cual la mayoría son calles de barro, se llama Golda Meir.

 

Su foto, su historia, la bandera de Israel, la Estrella de David, están en todas sus paredes. Cada alumno de los que allí cursa, sabe quien fue y que hizo Golda Meir.

 

Los uniformes llevan su nombre y un Estrella de David y son de color azul y blanco.

 

Allí estudian diariamente 875 chicos que van desde los 5 a los 16 años. Chicos que provienen de familias de padres golpeadores, de padres que han abandonado a sus esposas con muchos hijos. De familias sin un trabajo, sin estudios, sin un techo decente.

 

Estos chicos no tendrían futuro, sin esta escuela, que cumplió ya 35 años.

 

Hoy, hay egresados que son médicos, ingenieros, maestros…

 

Tiene una biblioteca que a su entrada dice: “bienvenidos a la biblioteca. Leer te da más de que hablar. No te pierdas la oportunidad de leer un libro”.

 

Los libros, el aula de computación con más de 10 computadoras, la comida que reciben diariamente, los juegos infantiles, son gracias al trabajo de estas mujeres que dejan su tiempo y su dinero para darles una pequeña esperanza a estos chicos.

 

Como nos enseña el Talmud: “quien salva una vida, es como si salvara a toda la humanidad”.

 

Naomi Shemer, fue una gran poetisa y cantante israelí, conocida en todo el mundo por su canción Ierushalaim shel zahav / Jerusalem de oro (1967). Fue la canción israelí más famosa de todos los tiempos, que incluso llegó a ser una especie de himno.

 

Naomi era sabra. Nació en el 13 de Julio de 1930, en Kvutzat Kineret, uno de los kibutz más antiguos de Israel, cerca del Lago Kineret, y allí pasó su niñez y juventud. Falleció el 26 de Junio de 2004 en Tel Aviv, a los 74 años.

 

Desde niña, Naomi Shemer estudió piano, incentivada por sus padres. Empezó su trabajo musical en una banda de las Fuerzas de Defensa de Israel, cuando hacía el servicio militar. Fue alumna en la Academia Rubín, hoy la Academia de Música y Danza de Jerusalén, que está en la Universidad Hebrea. En 1983 recibió el Premio del Estado de Israel, en reconocimiento a la importancia de su arte para el pueblo de la nación.

 

Además de Jerusalén de Oro, escribió canciones muy conocidas como Lu Yehi, que hizo en 1973, inspirada por Let It Be, de Los Beatles, Hurshat ha Eucalyptus, (En el Bosque de Eucaliptos) en homenaje a Kvutzat Kineret, su lugar de nacimiento, al kole eile, etc.

 

Dos historias de mujeres, que trabajan por transformar nuestro mundo. Las mujeres hebreas de Barranquilla dando educación y futuro, donde no lo hay. Naomi Shemer, mostrándonos su sensibilidad y amor por la tierra de Israel, a través del canto y la música.

 

Un pequeño homenaje a quienes nos ayudan a mirar y sentir el mundo desde otro lugar.

 

¡Shabat Shalom!!! שבת שלום

Rabina Graciela de Grynberg

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *