Quraysh

Coraichitas, Quraish o Quraysh (en árabe: قريش qurayš) es la tribu árabe que controlaba La Meca y su Kaaba. Mahoma nació en el clan Banu Hashim de esta tribu Quraysh. Esta tribu también es conocida, en otras transliteraciones en caracteres latinos, como «Quresh», «Qurrish», «Qurish», «Qirsh», «Qureshi», «Kuraish»,Qurays, Qurrish, Qurish, «Koraish», «Koreish» y «Coreish».

Como otras tribus de la Arabia preislámica, su nombre es el de un animal que en origen debió de ser totémico. En este caso se trata del tiburón: quraysh(diminutivo de qirshقرش, «tiburón») significa «tiburoncito». Los qurayshíes descienden de un lejano antepasado llamado Quraysh o Fihr (فهر). Seis generaciones más tarde, otro antepasado famoso, Qusay ibn Kilab ( قصي بن كلاب ), logró federar a los distintos clanes de la tribu y tomó el control de La Meca, de sus pozos de agua y de la peregrinación a la Kaaba, que ya era objeto de culto en tiempos anteriores al islam como panteón. Qusay era bisabuelo de Háshim, fundador del clan de loshashimíes, al que pertenecía Mohammad y del cual se reclaman también actualmente los monarcas jordanos.

La tribu de Quraysh fue, paradójicamente, la que más combatió a los primeros musulmanes, obligándoles a emigrar de La Meca a Medina y actualizando así el dicho de que nadie es profeta en su tierra. Uno de los tíos del profeta, Abu Lahab, es por su encarnizamiento antimusulmán maldecido en el Corán. Otra azora(capítulo) del libro lleva por título el nombre de la tribu y exhorta a sus miembros a convertirse a la nueva religión. De hecho, gracias a la conversión oportuna de un qurayshí, Abu Sufyán, que mandaba las tropas que debían enfrentarse al ejército musulmán que avanzaba hacia La Meca, pudo éste conquistar la ciudad. Su hijo Muawiyya será el primer califa de la dinastía omeya.

Cuando, al morir el Profeta Mahoma, se iniciaron los conflictos por su sucesión, una mayoría consideró que los sucesores o califas debían pertenecer a la tribu de Quraysh. Se trata de los que luego fueron llamados suníes. Asimismo, otra rama, la de los chiíes, defendía que el califa debía ser descendiente de Ali Ibn Abi Tálib, primo del profeta, que también era qurayshí. Sólo una rama minoritaria, los jariyíes, pensaba que el califa podía ser cualquier musulmán, incluso aunque no fuera árabe. Un hadiz (dicho o hecho atribuido a Mohhamad), probablemente fabricado ad hoc, afirma que los sucesores del profeta debían ser qurayshíes:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *