¿Quienes son o fueron los cosacos….existen actualmente.?

Cosaco (en ruso: казак, tr.: kazak, plural: казаки; en ucraniano: козак) se refiere a una persona perteneciente al antiguo pueblo nómada, guerrero por excelencia y gran amante de la libertad, que se estableció de forma permanente en las estepas del sur de lo que es actualmente Rusia y Ucrania aproximadamente en el siglo X. Los cosacos fueron conocidos por su destreza militar y su confianza en sí mismos. El nombre deriva posiblemente de la palabra túrquica quzzaq, “aventurero”, “hombre libre”. Este término se menciona por primera vez en un documento ruteno que data de 1395. 

En términos socio-políticos, desde el siglo XV y hasta ahora la comunidad cosaca cuenta con estructura administrativa interna que podría ser considerada como primitiva democrática y federal – algo insólito, novedoso e inaceptable en la totalidad de los casos en Europa Oriental y Asia de la época medieval. 

Cosaco es el nombre común compartido de forma independiente por varios grupos de población y unidades militares a lo largo de la historia de Europa Oriental y de los territorios adyacentes. El grupo principal y más numeroso es el de los cosacos ucranianos (Козаки) y el de los cosacos rusos (Казаки) de los ríos Don, Kubán, Terek, Ural, respectivamente. Algo menos conocidos son los cosacos polacos (Kozacy) y los cosacos tártaros (Nağaybäklär). 

Algunos representantes de este pueblo llegaron a ser grandes comandantes militares, escritores, poetas, historiadores, ingenieros, artistas y científicos. 

El nombre “cosaco” no se debe confundir con los kazajos (naturales de Kazajistán, país en Asia Central). En lengua nativa de Kazajistán a los originarios de este los llaman Kazáj: Kazajo). 

En Rusia, los cosacos nativos durante siglos y hasta ahora celosamente se preocuparon de preservar la pronunciación y escritura misma del nombre de su nacionalidad y de su origen – “KAZAK” (en ruso). De acuerdo con la antigua tradición cosaca, la palabra “KAZAK” debe ser escrita y leída de manera igual, tanto de izquierda a derecha en trascripción eslava cirílica, como de derecha a izquierda en trascripción de lenguas túrquicas. 

Los cosacos rusos participaron de forma importante en la colonización de Siberia. A mediados del siglo XVII, los cosacos rusos alcanzaron la costa del Océano Pacífico. 

Los cosacos ucranianos formaron el estado de los Cosacos de Zaporozhia en 1649. Se les considera los progenitores de la moderna nación ucraniana. 

En 1670, el cosaco del Don Stenka Razin proclamó la República Cosaca en la ciudad de Astracán, a orillas del río Volga, cerca de su desembocadura en el mar Caspio. Juntó con el anterior decreto de abolición de la esclavitud, el principio de igualdad y el fin de los privilegios en territorios de esta República Cosaca. 

Los cosacos del Don formaron el Estado Cosaco del Don en Rusia. Durante la época del Imperio ruso se unieron a los cosacos del Don numerosos siervos rusos que huían de sus amos. Además, los cosacos del Don y de Kubán fueron unas de las principales fuerzas de resistencia contra los bolcheviques durante la Guerra Civil Rusa. 

En la misma época y tras el derrumbe del Imperio ruso (en mayo de 1918), cosacos del Don encabezados por su atamán, Piotr Nikolaevich Krasnov, nuevamente intentaron formar una República Cosaca Independiente en union con los cosacos de Kubán. La república incluía 10 provincias con la capital en ciudad de Novocherkassk, con el esquema administrativo-político de un estado federal independiente. 

Las tradiciones, cultura y la comunidad misma cosaca en su mayoría fueron expuestos al exterminio en la época de la Unión Soviética, especialmente entre los años 1922 y 1945, y en la actualidad se encuentran en un proceso de resurgimiento. 

De acuerdo al censo oficial de la Federación de Rusia del año 2002, por primera vez después del censo del año 1897, más de 140.000 personas de ambos sexos (0,1% del total de la población) en Rusia en forma abierta indicaron y oficialmente declararon su nacionalidad como “cosaca”, residentes y ciudadanos de Rusia. 

La gran mayoría de la comunidad cosaca está concentrada en las regiones de Volgogrado y de Rostov, 108.140 del total. Otros 21.444 cosacos son residentes del Krai de Krasnodar y de la región de Stávropol. 3.223 cosacos están repartidos entre la República de Karacháevo-Cherkesia y la República de Osetia del Norte. Más de 1.000 cosacos son residentes de Moscú. El resto de la comunidad cosaca están esparcidos a lo largo y ancho de Federación de Rusia desde el mar Báltico hasta las costas del océano Pacífico. Independientemente de lo anterior y según distintas estadísticas, cerca de 10.000.000 de personas de ambos sexos en Rusia, en Ucrania actual y en el exterior se consideran a si mismos como cosacos de origen o descendentes directos de éstos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *