Psicosis, onirismo, estrellas

Carátula de Metrópolis N° 16

Estos días han sido pródigos en actividad del blog pero sobre todo por parte de los distinguidos amigos lectores que nos han dispensado sus interesantes comentarios. Ahora, mientras languidece el fin de semana y no se decide a principiar la primavera, queremos compartir el hallazgo de esta hoja de poesía editada en México y llamada Metrópolis.

http://www.revista-metropolis.com/

Un par de poemas nos han sorprendido por su calidad y la fuerza evocativa de contingencias psicopatológicas. No necesariamente los poetas han pretendido tales connotaciones pero al leer sus versos nos sobrecogen ramalazos de psicosis, de fenómenos oníricos, de poesía al fin.

NATURALEZA MUERTA

Hubo noches
En las que buscaba
Con un cuchillo de cocina
El origen de las voces
Aterrorizada
Con el rostro amoratado
Y revuelto

Hubo noches
En las que hacía barricadas
Para que no me asesinara
Abriéndome lentamente

Hubo noches
En las que me golpearon tanto
Que caí al suelo
Con un diente destrozado
Y la cabeza rota
Como una granada hirviendo

Hubo noches
Sin dinero
Sin cortes profundos

Caminando por la carretera
Con la boca sangrando
Los ojos perdidos

El rostro blanco
Resplandeciente

Entre los reflectores
De los automóviles

Gladys González, Chile, 1981.

UN SUEÑO

Brama la noche por un valle de gaitas
Florecen circuitos bajo la piel

Tres mujeres
arrullan a un niño sintético
con música que escapó
de labios de un demente

Los maniquíes despiertan,
se quitan las piedras de los ojos
y miran el horizonte,
recuerdan el camino a casa

Ecos de motores cimbran las calles,
y una horda hambrienta disputa
por una luminosa miga de dios.

Hazzel Yen. México, 1987.

Al acercarse el nuevo día, a la diminuta ventana asomados y en un ángulo distante, atisbarse parecen inéditas estrellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *