Provincias Unidas del Río de la Plata

Provincias Unidas del Río de la Plata o Provincias Unidas en Sud América es el nombre utilizado por el estado que suplantó al Virreinato del Río de la Plata tras el triunfo de la Revolución de Mayo ocurrida el 25 de mayo de 1810 en Buenos Aires, la capital virreinal.

Nunca llegó a controlar la totalidad del antiguo virreinato, el cual acabó por subdividirse en diversos países.

Las Provincias Unidas cambiaron oficialmente su nombre a Argentina con la constitución de 1826 y con Tarija aún dentro de la unión. El término quedó en desuso con la independencia de la Banda Oriental en 1828 y la conformación de la Confederación Argentina en 1831.

El estado surgió el 25 de mayo de 1810, en el marco de la Invasion Napoleonica a España, cuando una asamblea del Cabildo de Buenos Aires destituyó definitivamente al virrey Hidalgo de Cisneros y lo remplazó por una Junta de Gobierno.

Los revolucionarios sostenían que estando Fernando VII despojado de su trono, la cadena burocrática del Imperio Español había dejado ser legítima, al no responder a nadie, volviendo al pueblo la soberanía popular. Las nuevas autoridades afirmaban gobernar legítimamente en nombre de Fernando VII. Esto se conoció como la Máscara de Fernando VII, ya que en 1816 este estado se declaró independiente «del rey Fernando VII, sus sucesores y metrópoli».

Aunque ese gobierno reclamaba jurisdicción sobre todo el territorio del virreinato, no pudo controlar la intendencia del Paraguay, que derivó en la creación de la República del Paraguay, y perdió el control del Alto Perú luego de la batalla de Huaqui en 1811, tras la cual la recuperación parcial de él varió según los vaivenes de las incursiones de sus ejércitos durante la guerra de la independencia hasta que finalizaron en 1817 y el Alto Perú se trasformó en Bolivia en 1825.

La guerra contra los luso-brasileños y los conflictos con José Artigas dieron lugar a la pérdida del control sobre la Banda Oriental, que finalizó con la creación del estado independiente de Uruguay en 1828. Tras superar períodos de anarquía y guerras civiles las 13 provincias que todavía integraban esta unión entre 1831 y 1832 se agruparon en lo que se denomina Confederación Argentina, cayendo en desuso la denominación Provincias Unidas del Río de la Plata.

Conforme al art. 35 de la Constitución Argentina, el nombre de Provincias Unidas del Río de la Plata es uno de los oficiales del país, junto con el de República Argentina y el de Confederación Argentina.

Provincias Unidas del Río de la Plata o Provincias Unidas en Sud América es el nombre utilizado por el estado que suplantó al Virreinato del Río de la Plata tras el triunfo de la Revolución de Mayo ocurrida el 25 de mayo de 1810 en Buenos Aires, la capital virreinal.

Nunca llegó a controlar la totalidad del antiguo virreinato, el cual acabó por subdividirse en diversos países.

Las Provincias Unidas cambiaron oficialmente su nombre a Argentina con la constitución de 1826 y con Tarija aún dentro de la unión. El término quedó en desuso con la independencia de la Banda Oriental en 1828 y la conformación de la Confederación Argentina en 1831.

El estado surgió el 25 de mayo de 1810, en el marco de la Invasion Napoleonica a España, cuando una asamblea del Cabildo de Buenos Aires destituyó definitivamente al virrey Hidalgo de Cisneros y lo remplazó por una Junta de Gobierno.

Los revolucionarios sostenían que estando Fernando VII despojado de su trono, la cadena burocrática del Imperio Español había dejado ser legítima, al no responder a nadie, volviendo al pueblo la soberanía popular. Las nuevas autoridades afirmaban gobernar legítimamente en nombre de Fernando VII. Esto se conoció como la Máscara de Fernando VII, ya que en 1816 este estado se declaró independiente «del rey Fernando VII, sus sucesores y metrópoli».

Aunque ese gobierno reclamaba jurisdicción sobre todo el territorio del virreinato, no pudo controlar la intendencia del Paraguay, que derivó en la creación de la República del Paraguay, y perdió el control del Alto Perú luego de la batalla de Huaqui en 1811, tras la cual la recuperación parcial de él varió según los vaivenes de las incursiones de sus ejércitos durante la guerra de la independencia hasta que finalizaron en 1817 y el Alto Perú se trasformó en Bolivia en 1825.

La guerra contra los luso-brasileños y los conflictos con José Artigas dieron lugar a la pérdida del control sobre la Banda Oriental, que finalizó con la creación del estado independiente de Uruguay en 1828. Tras superar períodos de anarquía y guerras civiles las 13 provincias que todavía integraban esta unión entre 1831 y 1832 se agruparon en lo que se denomina Confederación Argentina, cayendo en desuso la denominación Provincias Unidas del Río de la Plata.

Conforme al art. 35 de la Constitución Argentina, el nombre de Provincias Unidas del Río de la Plata es uno de los oficiales del país, junto con el de República Argentina y el de Confederación Argentina.

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *