Procedimientos antisépticos reducen infecciones del sitio quirúrgico

Protocolos basados en la evidencia que son fáciles de seguir y de costo bajo relativo, pueden reducir las infecciones del sitio quirúrgico (ISQs) para más del 60% de pacientes que se someten a procedimientos colorrectales, según un nueva estudio.

Investigadores del Hospital Cedars-Sinai (Los Ángeles, CA, EUA) colaboraron en un proyecto de mejoramiento de calidad que midió las tasas de ISQ entre Marzo de 2011 y Marzo de 2012. El proyecto incluyó varios pasos nuevos para protegerse contra las infecciones: (1) Los pacientes usaron solución antiséptica de clorhexidina para la ducha en la tarde y la mañana antes de la cirugía. (2) Los equipos quirúrgicos prepararon los sitios operatorios con una solución de clorohexidina estéril y alcohol antiséptico antes de la cirugía; después de la cirugía, los pacientes fueron bañados con enjuagues diarios de clorhexidina. (3) Los antibióticos usados inmediatamente antes de la cirugía fueron estandarizados, permitiendo solo aquellos de una lista corta de alternativas apropiadas. Para las operaciones que duran más de cuatro horas, se administró una segunda dosis de antibiótico para reducir el riesgo de infección. (4) Se promovió el uso de protectores para reducir la contaminación de la piel mientras se manipulan los intestinos. (5) Después de completar la parte contaminada de los procedimientos colorrectales, los miembros de los equipos quirúrgicos cambiaron a vestidos y guantes nuevos, usaron instrumentos nuevos, y sitios operatorios recubiertos con cubiertas estériles. Esto redujo la contaminación del abdomen y la piel durante los procedimientos quirúrgicos de cierre. (6) La técnica de sondear la herida diariamente fue aplicada ampliamente en algunos casos de heridas consideradas como de riesgo alto de infección. Esto incluyó un proceso diario simple, y económico usando aplicadores de punta de algodón para liberar el líquido contaminado atrapado en las heridas.

Como resultado de esos pasos y otros, la tasa de ISQs post-operatorias, después de las cirugías colorrectales, cayó de una línea basal de 15% a menos de 5% en los primeros seis meses. Las tasas de infección continuaron cayendo después del lanzamiento inicial del protocolo, permanecieron muy por debajo del 5% hasta Julio de 2012, que es el dato disponible más reciente.

“Las tasas más bajas de infección se traducen en menos vistas al servicio de urgencias, menos re-admisiones hospitalarias, y menos necesidad de operaciones posteriores”, dijo Rekha Murthy, MD, director de epidemiología hospitalaria en Cedars-Sinai. “Este trabajo marca un paso significativo hacia lograr la meta del Cedars-Sinai de cero infecciones nosocomiales. Representa el primero de varios proyectos para eliminar las infecciones post-operatorias”.

Cedars-Sinai realizó su prueba como parte de un proyecto piloto grande de investigación nacional de los EUA sobre ISQs en siete hospitales grandes en el país, incluyendo el Centro Médico de la Universidad de Stanford y la Clínica Mayo. Bajo la colaboración, coordinada por el Centro de la Comisión Conjunta para la Transformación de la Salud (Oakbrook Terrace, IL, EUA), cada uno de los hospitales trabajó para desarrollar un protocolo para reducir dramáticamente las ISQs entre los pacientes que se sometieron a procedimientos colorrectales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *