Primera sinagoga rancho: se solicitó se declare monumento histórico

4/8/2009
Itongadol.-La Asociación Israelita Argentina de Villaguay solicitó al Gobierno que declare monumento histórico la primera sinagoga rancho que hubo en el país, ubicada en la zona de Villa Domínguez (Colonia San Gregorio).

La entidad está haciendo un relevamiento de estos edificios que han quedado en el campo, y así se lo hicieron saber sus integrantes al gobernador Sergio Urribarri en un encuentro del que participó el intendente de Villaguay, Adrián Fuertes.
«Queremos poner en valor y darles una reparación histórica a los edificios emblemáticos que funcionaban en este departamento, como el caso de la primera sinagoga rancho que data de 1850», dijo el presidente de la entidad, Silvio Televez.
«El Gobernador nos solicitó que le enviáramos toda la información y la documentación necesaria para hacer posible esta declaración», comentó.
«También somos parte de la Federación de las Comunidades Judías de Entre Ríos. El 20 de agosto se presenta la personería jurídica de esta entidad en el Auditorio de AMIA, en Buenos Aires, y hemos invitado al Gobernador a asistir a este acto», señaló.
El intendente Fuertes, por su parte, destacó «la tarea permanente de defensa y de revalorizació n de nuestro acervo cultural y nuestras raíces que está desarrollando la Asociación Israelita de Villaguay es acompañada permanentemente por la Municipalidad» . Destacó finalmente: «Esto tiene que ver con nuestras raíces y también con nuestro futuro, porque el trabajo que ellos hacen permite a Villaguay mostrarse desde una óptica muy interesante y generar aspectos culturales, turísticos y educativos que nos interesa promover como comunidad».

CÓMO ES. De arquitectura sumamente sencilla, llama la atención su tipología constructiva y el estado de conservación de los elementos que se encuentran en el interior. Los muros son de mampostería de ladrillos, asentados sobre barro y revocados a la cal.
El techo es de chapa de zinc acanalada. Cuenta con dos salas, una de ellas destinada a los oficios religiosos, y la otra, más pequeña, utilizada para los encuentros sociales y la actividad escolar.
Fue allí donde se gestó la formación de la cooperativa. Sus paredes tienen 45 cm. de espesor y sus pisos son de baldosas rojas.
Una de sus peculiaridades es que su salón de forma rectangular está iluminado por cinco lámparas de porcelana decorada, de combustión a kerosene, creando con esta iluminación una atmósfera muy particular.
Cada una de las lámparas tiene una forma y color propios y fueron traídas por los inmigrantes rusos desde su tierra natal. La Torá (pentateuco) que se encuentra en el interior, es de la misma procedencia. Además de centro religioso, la Sinagoga funcionó como centro cultural, social y educativo.

eldisriodeparana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *