¿Por qué son los cielos de la de Murillo que se volvió gris?

El esmalte es uno de los pigmentos azules los más comúnmente utilizados por los artistas entre los siglos XVI y XVIII. Este pigmento es desafortunadamente inestable y tiende a desaparecer con el tiempo. Los científicos de la nueva plataforma europea para la investigación sobre materiales antiguos (Ipanema) (1), el Sincrotrón SOLEIL (CNRS / CEA), la National Gallery de Londres (2) y C2RMF (CNRS / Ministerio de Cultura y la comunicación) (3) vienen a resolver el enigma de este producto químico de blanqueo, que se describe desde hace cuatro siglos. Estos resultados, obtenidos mediante el análisis de sincrotrón micro-muestras de pintura barroca de Murillo y otros artistas, se publican en la revista Analytical Chemistry.

El pigmento esmalte es ampliamente utilizado por los artistas entre los siglos XVI y XVIII, entre ellos el Veronés pintores y Murillo. Para este pigmento, un mineral de cobalto se mezcló con sílice (arena) y potasa para formar un vidrio azul intenso se molió entonces en un polvo. La intensidad de su color azul dependía de la finura de los granos y el contenido de cobalto. Sin embargo, este pigmento tiende a perder su color con el tiempo, dando lugar a cambios drásticos en la apariencia de las obras. Número de obras de cielos azules de Murillo se han convertido en gris con el tiempo cambiando profundamente su percepción. En el siglo XVIII, esmalte fue menos utilizado en las pinturas, puede ser debido a la aparición de nuevos pigmentos sintéticos de color azul más estables. Para explicar este fenómeno de la decoloración, que se describe en el siglo XVII, varias hipótesis han sido propuestas, pero el origen exacto físico-química de este cambio de color era hasta ahora inexplicable. Esto se hace ahora a través del enfoque analítica desarrollada originalmente por los científicos del CNRS Ipanema, el sincrotrón Soleil, la Galería Nacional y el C2RMF. La decoloración del pigmento está directamente relacionada con un cambio en el entorno de los iones de cobalto, responsables del color. Estos nuevos hallazgos muestran un vínculo entre la migración de iones de potasio fuera de los gránulos de pigmento, un proceso de alteración también se conoce de los vidrios, y este cambio en la coordinación del ion cobalto implica la pérdida de color azul.Estos resultados se obtuvieron mediante el análisis de micro-muestras de obras de la Galería Nacional y el Museo del Louvre de rayos X de la estación experimental de la espectroscopia de absorción en el LUCIA (4) del Sincrotrón SOLEIL. La combinación única de micras de tamaño de haz de rayos X emitido por LUCIA, combinado con su amplia gama de la energía, fue crucial para probar los granos individuales en las muestras de pintura de esmalte y así poner fin a un misterio de cuatro siglos de antigüedad .

Murillo


© National Gallery, Londres

Las Trinidades celestiales y terrenales («El Murillo Pedroso) trabajan Bartolomé Esteban Murillo, una de las tablas en las que se recogieron muestras de microorganismos analizados en este estudio. Las muestras fueron tomadas en el área a la derecha de la cabeza del niño, el centro de la mesa.


Descargue la imagen de alta definición (gracias a que no olvide los derechos de autor) haciendo clic aquí.

Notas:

(1) El Ipanema plataforma es un laboratorio del CNRS en el sincrotrón SOLEIL para los socios con el Ministerio de Cultura y Comunicación y el Museo Nacional de Historia Natural. Está construido dentro del Estado Área de Contrato Proyecto de 2007-2013 del Estado y la región de Ile-de-France. IPANEMA con la National Gallery de Londres y C2RMF son miembros del proyecto CHARISMA de la Comisión Europea. 
(2) El Departamento de Ciencia de la National Gallery de Londres. 
(3) El Centro de Investigación y Restauración de los Museos de Francia (C2RMF ), UMR171 CNRS, es un programa líder en investigación del Ministerio de Cultura en las obras del patrimonio. 
(4) La experimentación LUCIA estación es una de las 26 líneas de luz de Sincrotrón del SOLEIL, dedicado a los experimentos micro-absorción y micro-fluorescencia en el campo de los rayos X llamados «blandos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *