¿Por qué se celebra el Día de la Pachamama?

En la Quebrada de Humahuaca, Norte de Chile y Argentina y regiones del altiplano la tierra es la Pachamama (palabra que proviene del quechua – y aimara- : Pacha es tierra o mundo y mama es madre).  La Pachamama es una de la más arraigadas y masivas creencias expresada por los pueblos originarios de América Latina.
Celebración del Día de la Pachamama.

El primer día de agosto se celebra su día, momento en el cual se hacen agradecimientos, pedidos y bendiciones sobre los frutos de la Madre Tierra.  Pero, ¿por qué en este mes? Agosto coincide con las primeras épocas del nuevo ciclo agrícola: el invierno comienza a irse y la primavera asoma, es tiempo de “tierra fértil”, y  llegan las primeras lluvias. Es el momento en que la Pachamama se “preña”. Y para que las cosechas sean abundantes, es en agosto cuando se le rinde homenajes y ofrendas para que no falte el alimento y que haya buen tiempo.

El primer día de agosto se revive el ritual de agradecimiento, celebración que traspasó la colonización española. En aquellos tiempos, los aborígenes tenían prohibidos estos festejos y por ello en muchas casas se celebraba a escondidas y en familia.
Con el paso de los siglos y con los cambios que ha sufrido la forma de vida de los pueblos originarios americanos, los rituales fueron modificándose y enriqueciéndose también con matices de otras culturas y comunidades. Hoy en día, los festejos y homenajes encuentran variantes en todo el altiplano.

En Salta, por ejemplo, la ceremonia refuerza la idea de que toda creación viene de la tierra y los pobladores ahuyentan con inciensos los males de sus casas. En Jujuy organizan comidas comunitarias y luego hacen un agujero en el suelo para “darle alimento y bebida” a la Pachamama, luego lo tapan y danzan alrededor  tocando músicas típicas con los vientos del altiplano.

Pero más Más allá de las diferentes formas en la que cada comunidad lleva adelante sus rituales, la celebración del día de la Pachamama aparece como un acto de defensa de las creencias y cosmovisiones de los pueblos originarios. Esta conmemoración es sinónimo de la supervivencia de historias ancestrales y de una visión compleja que une al hombre con su verdadera cuna: la Tierra.

Cada comunidad festeja a su modo. Pero más allá de eso, la celebración de este día es una forma de trascendencia de las creencias y concepciones del mundo de los habitantes originarios del continente. Una tradición que sobrepasó la conquista más feroz de la historia del hombre y que subsiste y se extiende en los descendientes de la tierra: la Pachamama es la madre y todos los hombres y mujeres, sus hijos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *