Policía científica nuclear

 

Policía científica nuclear

En 1994, se encontró una mezcla peligrosa de óxidos de plutonio y de uranio en un equipaje del aeropuerto de Munich. Los científicos de la Comisión Europea analizaron el polvo utilizando un microscopio electrónico, que reveló en un principio que se trataba de una mezcla de tres componentes diferentes, por lo que se analizaron aún más para mostrar las diferencias estructurales en la forma en que cada uno había sido preparado. Los investigadores fueron capaces de identificar al fabricante exacto de las materias primas utilizando nuevas técnicas de la ciencia forense desarrolladas en el CCI.


Análisis forense sin fronteras

El análisis forense es una parte fundamental del trabajo de inteligencia realizado por Europol y por las organizaciones policiales nacionales de Europa. La ampliación, en enero de 2002, del mandato de Europol para tratar todas las formas de delincuencia internacional refleja claramente el deseo de la UE de una respuesta a la delincuencia en el ámbito comunitario más integrada. Europol, que trabaja junto con las autoridades de los Estados miembros, pretende reforzar la acción de las fuerzas policiales de la UE, especialmente contra las organizaciones criminales internacionales.

Además, desde principios de los años 90, la UE ha estado apoyando las actividades de investigación dedicadas a la lucha contra el fraude y el delito, centrándose en ciertas áreas de la investigación científica, la ciberdelincuencia, la falsificación, la acción contra el dopaje en el deporte y la seguridad alimentaria.

El Centro Común de Investigación (CCI) de la Comisión, que proporciona apoyo científico y tecnológico independiente para los responsables políticos de la UE, trabaja activamente en materia de investigación para proteger a los ciudadanos contra la ciberdelincuencia y el fraude. También se estudia el nivel más básico de un nuevo tema tan preocupante como el tráfico ilegal de materiales nucleares, introduciendo una nueva disciplina: la policía científica nuclear. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *