Poder y sugestión

Pedro Rocamora García-Valls acaba de publicar un impresionante e interesante libro “Psicología de la sugestión en Freud. Un análisis del Poder y el sometimiento” que dejará profunda huella entre los estudiosos de la obra de Freud desde la óptica de la sugestión. Y también de quién se sienta interesado por las características del poder, que crea drogadicción en quién lo ejerce. Y un especial atractivo que produce resistencia a perderlo, especialmente si ha sido un poder autocrático y dictatorial, no respetuoso con los Derechos Humanos, como ha ocurrido en los últimos cien días que han cambiado el mundo árabe y afectado a cantidad de países: Argelia, Túnez, Libia, Egipto, y que se extiende a Jordania, Siria, Arabia Saudí, Yemen, Omán e Irán. Una especie de terremoto político, cuyos ciudadanos buscan la libertad y la democracia, ante quienes pretenden ejercer el poder por tiempo ilimitado. Esta tesis supone un nuevo concepto de sugestión en el pensamiento freudiano.   Pedro Rocamora tiene una sólida formación: es Doctor en Derecho y en Psicología. Especialista Universitario en Mediación de Conflictos. Ha ejercido el profesorado en la Universidad Complutense, en el CEU y en la UNED. Académico de Número y Vicepresidente de la Real Academia de Doctores de España. En 1996 el Rey le impuso la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes. Se pregunta ¿hasta donde llega y que importancia tiene el concepto de la sugestión en Freud? Responde dividiendo el tema en cuatro partes. En la primera, estudia el concepto de sugestión, su analogía con la hipnosis, así como la evolución histórica de ésta. Realiza un pormenorizado trabajo sobre la sugestión y las causas por las que nos dejamos sugestionar. También profundiza en la hipnosis como “vía regia para el estudio de la sugestión experimental” proponiéndose una original hipótesis sobre su origen. En la segunda, trata la relación de Freud con la hipnosis y la vinculación hipnosis-psicoanálisis. Realiza un rastreo y análisis del concepto sugestión en la totalidad de la obra de Freud para determinar su alcance y posible evolución en el transcurso del tiempo. También examina la sugestión en la construcción psicosocial freudiana, deteniéndose especialmente en los siguientes textos: Tótem y tabú (1913), Psicología de las masas (1921), El porvenir de una ilusión (1927), El malestar en la cultura (1930), y, finalmente, Moisés y la religión monoteísta (1937). La tesis cuestiona y desmonta dos tópicos. El primero, que Freud fue un mal hipnotizador; el segundo, que la hipnosis y la sugestión son “epifenómenos” en la concepción Freudiana. Freud no solo fue un gran conocedor de la hipnosis, a la que dedicó varias monografías, sino que el largo periodo en el que trabajó exclusivamente con ella (de 1886 a 1896) posibilita y condiciona el desarrollo posterior del psicoanálisis.  La investigación demuestra que Freud llega desde la hipnosis, y gracias a ella, a formular conceptos tan importantes como el inconsciente, psicoanálisis e interpretación de los sueños. Hace un riguroso y pormenorizado análisis demostrándose que la transferencia implica sugestión, incluso en el área del metalenguaje. Esta conclusión se fundamenta en multitud de citas inequívocas. Con relación al estudio de los textos psicosociales de Freud, la investigación de Rocamora pone claramente de manifiesto el relevante papel de la sugestión no solo en el psicoanálisis, sino también en la cosmovisión de la obra de Freud. En la tercera parte, se proyecta el concepto de sugestión en el contexto social actual a través de los términos persuasión, influencia, comunicación persuasiva, publicidad y propaganda, para analizar si en ellos cabe encontrar algo que nos permita determinar el posible papel de la sugestión en la sociedad de hoy. Tras estudiar los conceptos (persuasión, propaganda, publicidad e influencia), pone de manifiesto que constituyen “formas modernas de sugestión”. Los Medios de Comunicación y en especial la Televisión son un instrumento en el que estos cuatro conceptos se utilizan ampliamente por los políticos y las marcas comerciales en las que lo sugestivo aparece como elemento constitutivo en común a todos ellos. Posteriormente, la vinculación y dependencia de la sugestión con respecto al poder. Finalmente Rocamora se refiere a proponer unas estrategias de contra sugestión, es decir, unas actitudes psicológicas contra la manipulación sometedora a la que el uso perverso de la sugestión, por parte del poder puede llevar. Concluye el autor, proponiendo la razón y la ciencia como grandes “antídotos” contra lo sugestivo, y el sapere audere Kantiano como verificación individual frente al pensamiento gregario. En suma, se trata de una investigación sobre la psicología de la sugestión en Freud, y más allá de Freud; es decir, en relación con el poder y la condición humana. Como podrá comprobar el lector tras su lectura, estará más capacitado para saber el ¿cómo, por qué y por quienes nos dejamos engañar? El libro constituye una incitación para apagar el televisor y empezar a pensar por uno mismo. Una invitación a la incredulidad y a cuestionar lo incuestionable. Un análisis crítico del poder y sus artimañas sometedoras. Nos facilitará el poder recorrer el camino vital de cada uno sin caer en las múltiples trampas que encierra. Por tanto, un libro de una gran utilidad por ampliar nuestro conocimiento y saber. *** Doctor en Ciencias de la Información Académico Correspondiente de la Real Academia de Doctores de España

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *