Piden donaciones de cerebro para investigar el autismo

En una polémica iniciativa, la Autism Science Foundation, con sede en la ciudad de Nueva York, se encuentra promoviendo una campaña de donación de cerebros para el estudio del autismo.

La campaña tiene una proyección de dos años y cuenta para su difusión con la utilización de medios de comunicación social, así como radio, medios impresos y redes sociales, para aumentar la conciencia sobre la importancia de estas donaciones y poner de relieve el papel fundamental que desempeñan las muestras de tejido cerebral en la búsqueda de comprender y tratar el autismo.
En la fundación aseguran que en la actualidad se realizan sólo de cuatro a seis donaciones por año y las escasas muestras no son suficientes para mantener el ritmo de las investigaciones.
A principios de este año, la escasez de donaciones se hizo aún más grave cuando un mal funcionamiento del sistema refrigerante del banco de cerebros en el área de Boston dejó dañado e inutilizable a un tercio de la mayor colección de muestras del mundo.
“Las familias tienen que comprender que la pérdida de un ser querido puede resultar positiva para otra persona. En el caso de la investigación médica, la donación de tejido cerebral puede significar una mejora para miles de personas si se utiliza para encontrar o validar nuevos tratamientos”, comentó Alison Singer, presidente de la Fundación.
Singer planea asociarse con una agencia de publicidad para dirigirse a la comunidad de familias ligadas al autismo, así como a la población en general. Además de la necesidad de donaciones de cerebro de personas con autismo, la campaña también pondrá en relieve la importancia de donaciones de los miembros de la familia y los que no tienen ninguna relación con el trastorno.
“Hemos asumido el desafío de tratar de entender un trastorno neurológico complejo sin tener suficiente tejido cerebral disponible”, afirmó Thomas Insel, director del Instituto Nacional de Salud Mental. “En muchos sentidos, nuestra capacidad de ofrecer nuevas esperanzas a las familias de personas con autismo depende del éxito de este esfuerzo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *