PEQUEÑOS GRANDES GENES

Los seres humanos se sienten muy complejos, pero en cuanto a genes, no somos nada superiores a esta pulga de agua casi microscópica. La red internacional Daphnia Genomics Consortium ha informado que Daphnia pulex (arriba), especie crítica de agua dulce, tiene más genes que cualquier otro animal secuenciado. Y los utiliza para realizar hazañas increíbles. El genoma de Daphnia responde a presiones ambientales, incluso depredadores, y promueve el crecimiento de cascos y púas para defenderse en solo una generación.

Como voraz organismo filtrador, Daphnia reacciona con rapidez a los cambios químicos, adaptándose a las toxinas. Científicos del consorcio dicen que los humanos comparten mucho material con esta pulga nada simple. Tal vez no podamos desarrollar espinas defensivas como Daphnia, pero gracias a su genoma podemos aprender cómo interactúan nuestros propios genes con los contaminantes, y averiguar si debemos prestar más atención a la calidad de nuestra agua.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *