Patriarca ortodoxo ruso, en una situación embarazosa, por un reloj de lujo

Moscú

Patriarca ortodoxo ruso, en una situación embarazosa, por un reloj de lujo

La Iglesia Ortodoxa Rusa ‘borra’ en una foto oficial un reloj de 30 mil dólares -que dijo que nunca había usado-de la muñeca del pope ruso. A la izquierda fotografía original del patriarca ortodoxo ruso y a la derecha la imagen retocada en su web.

MOSCÚ – Federación de Rusia, 08 de abril de 2012.- Su Santidad Cirilo I, Santísimo Patriarca de Moscú y toda Rusia (Iglesia Ortodoxa Rusa), nunca habría imaginado que un reloj de pulsera -un regalo que recibió hace unos años-, pudiera llegar a convertirse en un dolor de cabeza y menos en objeto de férrea atención de medios informativos y blogueros.

Días atrás, en una conversación con el presentador de televisión Vladímir Soloviov, hecha pública por éste, el patriarca admitió que había recibido el reloj de lujo como presente, un Breguet que cuesta la friolera de 30.000 dólares. Pero recalcó que jamás lo había usado y que seguía guardado en su caja, junto a otros regalos.

Es que el artilugio de marras salió a la luz en la muñeca de Cirilo, en fotos de 2009, durante una visita pastoral a Ucrania, según publicó la prensa local.

Cirilo, que hizo votos de pobreza cuando tomó los hábitos monacales, insistió en que la fotografía publicada por la prensa ucraniana era un montaje y que, con su hábito de monje, no puede usar reloj de pulsera durante los actos religiosos.

LA TRAMPA DEL PHOTOSHOP

Poco después de que Soloviov revelara el contenido de su plática con el Primado de la Iglesia Ortodoxa Rusa, algunos blogueros colgaron en la red una foto de Cirilo en cuya muñeca izquierda luce, aparentemente, el mencionado reloj.

La instantánea data también de 2009, pero su particularidad reviste en que fue publicada en la página web oficial del Patriarcado de Moscú. Nada más difundirse la fotografía, ésta fue retirada por los administradores de esa página.

La polémica quizás no hubiera ido más allá, si no hubiera sido porque, poco después, volvieron a publicar la imagen, en esta vez retocada: el reloj ha desaparecido de la muñeca de Cirilo pero se observa, claramente, su reflejo en el barniz de la mesa donde el patriarca apoya su brazo.

DIFUSIÓN INTERNACIONAL

El «milagro» del reloj comenzó a recorrer de manera muy animada los foros en internet, lo que obligó a la oficina de prensa del Patriarcado de Moscú a declarar que una joven que trabajaba con el archivo gráfico lo había borrado por error con ayuda de un programa informático.

Las preguntas que comenzaron a hacer los periodistas acerca de qué reloj lucía Cirilo en su muñeca quedaron sin repuesta. «No es costumbre nuestra fijarnos en el reloj que lleva el patriarca», dijo el diácono Alexandr Vólkov, número dos de la oficina de prensa del patriarca, citado por el periódico «Novie Izvestia».

CONFLICTO POLÍTICO

La historia del reloj no es la única que ha puesto a Cirilo en las páginas de la prensa por asuntos muy distantes del mundo religioso.

Numerosos medios han recordado estos días la demanda civil de Lidia Leónova, una prima segunda de Cirilo, que vive en un apartamento que a mediados de la década de los años 90 las autoridades cedieron al Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa en un edificio situado en el centro de Moscú, en uno de los malecones del río Moscú.

La familiar del patriarca querelló, por daños y perjuicios, contra el vecino de la planta de abajo, el ex ministro de Sanidad Yuri Shevchenko, y el Tribunal de Moscú condenó al ex funcionario al pago de una compensación de 20 millones de rublos (unos 680.000 dólares).

Los jueces dieron la razón a Leónova, que argumentó que el polvo proveniente de unas reformas en el piso de Shevchenko la obligó a realizar reformas en su vivienda valoradas en esa cuantiosa suma.

Según el obispo de Smolensk y Viazma, Pantaleón, las críticas contra el patriarca no son más que un cúmulo de «chismes y calumnias».

«Creo que todo esto no tiene nada que ver con el patriarca, sino más bien con gente que difunde todo tipo de inmundicias. Nuestro pueblo, educado en tiempos soviéticos, ha perdido toda nobleza interior», indicó Pantaleón en una entrevista publicada por la revista ortodoxa «Neskuchni Sad» en su último número.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *