Pasión gitana

Entre los gitanos,el amor se ve con una mirada social y los casos de divorcios son raros. Contribuye al éxito de las parejas el permiso de vivir la sexualidad sin culpa ya que el acto sexual no está vinculado al pecado sino a la fertilidad y al placer. El hombre no tiene una relación deportiva con el sexo y no presume. La mujer se permite la masturbación sin remordimientos. Es frecuente que los padres besen los genitales de sus hijos pequeños y las madres suelen llamar a sus bebés cariñosamente lindik, que quiere decir clítoris.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *