Parotiditis

¿Qué es? desplegar

Es una infección generalmente benigna causada por un virus que provoca que las glándulas salivales se inflamen. Las glándulas se localizan por debajo y enfrente de la oreja. Aunque puede presentarse a cualquier edad, la parotiditis es más frecuente entre los niños de 5 a 15 años. Una persona que la padece queda inmune a ella de por vida.

Síntomas de Parotiditisdesplegar

En muchos casos puede pasar inadvertida ya que a veces es difícil distinguir las paperas de los ganglios linfáticos inflamados del cuello. Algunos de los síntomas más frecuentes son:Glándulas sensibles e inflamadas debajo de las orejas y la mandíbula Dolor de cabeza Fiebre Boca seca Dolor al masticar o tragar Escalofríos Cara de «ardilla» (si la inflamación se produce en ambos lados)Además de las parótidas se pueden infectar otras glándulas como las submaxilares y las sublinguales.

Causas de Parotiditis desplegar

Se transmite a través de las secreciones respiratorias (saliva, estornudo o tos) de una persona infectada por el virus y que flotan en el aire o bien por el contacto directo con objetos contaminados por saliva infectada. Las paperas son muy contagiosas desde 2 días antes de que aparezcan los primeros síntomas hasta la desaparición total del cuadro inflamatorio (alrededor de una semana después de haber comenzado la inflamación).

Factores de riesgo desplegar

Prevención de Parotiditis desplegar

La vacuna contra las paperas es una de las inmunizaciones del Esquema Básico de Vacunación Infantil. Por lo general se aplica la primera dosis cuando el niño cumple un año y la segunda a los seis años. Se inyecta vía intramuscular junto con las vacunas contra la rubéola y el sarampión y se le conoce como Triple Viral o MMR (por sus siglas en inglés: «Measles, Mumps and Rubella).

Diagnóstico y tratamiento desplegar

Tratamiento El médico puede diagnosticar parotiditis simplemente observando la inflamación, pero en ocasiones puede solicitar algunos exámenes para descartar otras posibles causas. El tratamiento consistirá básicamente en mitigar las molestias ya que la infección debe seguir su curso. El enfermo sentirá mucho dolor al masticar y tragar por lo que será necesario comer alimentos blandos y es importante que tome abundantes líquidos. Evite los alimentos o líquidos ácidos ya que intensifican el dolor.

Posibles complicaciones desplegar

Casi todos los niños se recuperan por completo y sin problemas, pero hay casos no muy frecuentes en los que pueden presentarse complicaciones. Si la inflamación no ha cedido después de tres semanas, debe consultar al médico. Ocasionalmente los varones adolescentes pueden presentar inflamación en uno o ambos testículos y las niñas en uno o ambos ovarios. La parotiditis puede también causar una inflamación viral en el cerebro (encefalitis) o en la membrana que lo recubre (meningitis). Los síntomas son dolor de cabeza, rigidez en el cuello, somnolencia, coma o convulsiones. Estas complicaciones no son muy comunes y en raras ocasiones llegan a producir un daño permanente en algún otro órgano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *