Parasha Devarim

Devarim o Deuteronomio que significa repetición de las leyes, es el último de los cinco libros de la Torá. Primero esta conformado por un gran discurso de Moisés en el cual repasa la historia del deambular del pueblo por el desierto ; luego trata los principios de la fe hebrea, las leyes-

 

De aquí el nombre de Deuteronomio en griego o Mishne Torá, en hebreo. Finaliza con el cántico y bendición al pueblo. Esta parashá se lee siempre en el Shabat que precede a Tisha’a be Av (9no día del mes de Av) y en el cual se recuerda, entre otros desastres nacionales, la destrucción del primer y segundo Templo de Jerusalem. Según la tradición, la noche en que regresaron los espías enviados por Moisés desde el desierto con informes desfavorables sobre la tierra de Canaan y sus habitantes, fue la de Tisha’a be Av. El pueblo al tomar conocimiento de ello lloró y quiso regresar a Egipto, olvidando la ayuda y la promesa Divina, con lo que demostró que no había superado aún su mentalidad de esclavo. Y enseñan nuestros sabios que Dios dijo : “Hoy lloran por nada, en un futuro llorarán por algo”. El relato de los espías aparece por segunda vez en la Torá. La primera vez en parashá Shelaj Leja, libro de Números, capítulos 13 a 15. La segunda vez, es en esta parashá y por eso se la lee antes de Tisha’a be Av.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *