Paleogeografía

La Paleogeografía es el estudio que tiene como objetivo la reconstrucción de las condiciones geográficas existentes en la superficie terrestre a lo largo de los tiempos geológicos. Es el estudio de la geografía en tiempos pasados. Se aborda desde la geografía1 y lageología. Las reconstrucciones paleogeográficas son posibles a partir de las evidencias que aportan otros campos de las ciencias de la Tierra : estratigrafía, indicadores paleoclimáticos, paleomagnetismo, sedimentología, paleontología, tectónica, etc2 . En el caso de la geografía se aborda desde la geografía física, aunque no excluye su uso en relación con el medio ambiente humano y cultural (geografía humana)[cita requerida].

Predecir cambios en la dinámica y compleja superficie de la tierra no es una tarea simple. En la mayoría de casos, no existe un adecuado registro de información que permita inferir conclusiones aceptables. A esto se le suma el hecho de que gran parte de las formas presentes en la superficie han evolucionado en tiempos geológicos (millones de años), muchas veces producto de condiciones geográficas bastante diferentes a las actuales. Esta dimensión histórica es una componente muy importante en el análisis de formas relictas y es sujeto de estudio de la paleogeografía. Basándose en la premisa del uniformismo que implica que los procesos contemporáneos pueden usarse para inferir los procesos en el pasado, y con el soporte evidencial de la estratigrafía y precisas técnicas de fechado, este enfoque de la geografía es de primordial importancia para situar en contexto muchos procesos y accidentes geográficos actuales.

Detalle de las variaciones del delta delDanubio en los últimos 7500 años.

Los estudios paleogeográficos están basados en evidencias científicas de todo tipo, como son accidentes geográficos relictos, paleosuelos, análisis de las rocas sedimentarias, fósiles, entre otros que permiten reconstruir la paleogeografía de un determinado intervalo temporal conociendo con ello el tipo de clima, la conformación del relieve, el tipo de régimen hídrico, las clases de suelos existentes en la época, la distribución de las tierras emergidas, de los hielos, de los mares epicontinentales, de las cuencas oceánicas, deducir qué zonas estaban sumergidas y en qué época lo estaban, e incluso modelar la evolución paleogeográfica de un lugar, paisaje o región determinada, permitiendo con ello comprender la existencia de importantes rasgos en el paisaje que no se explican con la dinámica geográfica actual.

Los sistemas de análisis desarrollados por las ciencias físico-químicas son ampliamente utilizados por la paleogeografía entre ellos se pueden mencionar las series de datación basadas en la desintegración radiactiva de varios isótopos, los cambios en el paleomagnetismo o el análisis químico de los elementos contenidos en muestras de tierra o de hielo.

El ámbito temporal de la paleogeografía abarca desde el inicio de formación de la tierra en la era arcaica hasta las últimas variaciones geográficas importantes que se hayan dado en un paisaje a nivel local a durante el Holoceno.

Se consideran ramas de la paleogeografía especialidades como la paleoclimatología, la paleobiogeografía, lapaleopedología y la paleohidrología. Son utilizados metodológicamente elementos de ciencias geológicas como laestratigrafía, paleontología, y sedimentología, pero también de ciencias biológicas como la botánica y la palinología. Obviamente también entra dentro del ámbito paleogeográfico el estudio de los mares y océanos tanto en la superficie líquida como en los fondos y la composición de la atmósfera.

Los conocimientos extraídos del conocimiento de la paleogeografía se utilizan en las prospecciones mineras y arqueológicas. Además permiten hacer predicciones sobre los movimientos futuros de los continentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *