Padre Faustino Vilabrille Linares

FRANCISC@NEANDO

PERIDODICO DIGITAL

AÑO VII Nº 228 27.04.2012

COMPILADOR: RODOLFO MARTIN GALLO ACOSTA

rodolfo.gallo@speedy.com.ar

MUCHAS GRACIAS, a todas las personas que les interesan las publicaciones del FSC@, tantos a los que se acercan a la Librería, como a los que lo hacen por e-mail, también a los que les incomoda el tratamiento de ciertos temas…GRACIAS…

Jesús dijo: «Lobos con piel de oveja» (Mateo 7,15)

La política y la Religión auténtica tienen que ser fruto de una vocación de servicio a la comunidad.

Homilía del padre Faustino Vilabrille Linares – Asturias

«En aquel tiempo, dijo Jesús a los fariseos: «Yo soy el buen Pastor. El buen pastor da la vida por las ovejas. El asalariado, que no es pastor ni dueño de las ovejas, ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye; y el lobo hace estrago y las dispersa porque a un asalariado no le importan las ovejas. Yo soy el buen Pastor, que conozco a las mías y las mías me conocen, igual que el Padre me conoce y yo conozco al Padre, yo doy mi vida por las ovejas». Tengo, además, otras ovejas que no son de este redil, también a ésas las tengo que traer, y escucharán mi voz y habrá un solo rebaño, un solo Pastor. Por eso me ama el Padre, porque yo entrego mi vida para poder recuperarla. Nadie me la quita, sino que yo la entrego libremente. Tengo poder para quitarla y tengo poder para recuperarla. Este mandato he recibido del Padre».

1.-La voz de los profetas:

Jesús sabía muy bien que, el pueblo de Israel, había tenido reyes y gobernantes nefastos que habían dañado y extorsionado cruelmente al pueblo, porque había escuchado y leído atentamente las Sagradas Escrituras. Para entender el mensaje de Jesús es muy conveniente leer el llamado Antiguo Testamento, sobre todo el Éxodo y los más importantes profetas como Isaías, Jeremías, Ezequiel o Daniel.

Estos profetas denuncian a los gobernantes como pastores infieles. Veamos algunos ejemplos:

Jeremías 21,11: A la casa real de Judá:

«¡Escuchen la palabra del Señor! Hagan justicia cada mañana, y libren al explotado de la mano del opresor, no sea que mi furor estalle como un fuego y arda sin que nadie lo extinga, a causa de la maldad de sus acciones!»

Isaías contra los monarcas de Jerusalén en 3,14:

«Vosotros habéis incendiado la viña, lo robado al pobre tenéis en vuestras casas. Pero ¿qué os importa? Machacáis a mi pueblo y moléis el rostro de los pobres»

Isaías 10,1:

«¡Ay! de los que promulgan decretos inicuos… excluyendo del juicio a los débiles, atropellando el derecho de los pobres de mi pueblo».

Jesús sabe muy bien todo esto hasta el punto de que en una ocasión se lamenta y dice: «Me da lástima de esta gente, porque andan como ovejas sin pastor». Aquel pueblo, explotado por la política romana y manipulado por la religión, vivía muy miserablemente. Desde este contesto es como se entiende lo que dice Jesús a aquellas gentes: «Yo soy el buen pastor». «El buen pastor da la vida por sus ovejas». “El asalariado ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye”. “El buen pastor da la vida por las ovejas”.

2.-Vocación de servicio o llenarse de pasta:

Pregunta: ¿En los gobernantes y dirigentes del mundo actual, tenemos pastores o asalariados? ¿Qué intereses los mueven? ¿Qué buscan? Debajo de sus buenas palabras ¿no están muchas veces el dinero, los buenos sueldos, la ostentación, los ascensos, la buena imagen pública? ¿Van a la política, a las finanzas o las cúpulas religiosas, para servir al pueblo o para servirse del pueblo? La política y la RELIGIÓN AUTÉNTICA tienen que ser fruto de una vocación de servicio a la comunidad.

¿Eso es pastorear, o “pastorearse” a costa del pueblo, es decir, llenarse de pasta? Eso es hacer estragos, como dice Jesús, que los compara con lobos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *