Oriente y Occidente piden la intercesión de San Pedro

Francisco y los Patriarcas católicos romanos de ritos orientales rezan en la tumba de San Pedro

Bergoglio, el Papa Francisco, el Papa llegado del Nuevo Mundo, a las 9.20 horas del día de San José de 2013, se arrodilló ante la tumba de Simón hijo de Jonás, pescador galileo llamado «Pedro, la roca», por Jesucristo; un puente con el pasado, dos mil años antes.

 

Dos mil años después, la Iglesia que Cristo edificó sigue construyéndose sobre esa roca.

 

Al hombre del Nuevo Mundo le acompañaban 10 hombres que lideran las antiquísimas iglesias orientales:

 

 los patriarcas de la

 

·         Iglesia católica maronita (numerosa en Líbano)

·         Iglesia católica copta (en Egipto)

·         Iglesia católica armenia

·         Iglesia católica siria (en todo Oriente)

·         Iglesia católica caldea (en Irak)

·         Iglesia greco-católica melquita

 

– junto con los arzobispos mayores de otras iglesias orientales:

 

·         Iglesia greco-católica ucraniana (la más numerosa de todas… Su joven Arzobispo Mayor de Kiev y Primado de la misma, Su Beatitud Sviatoslav, también se formó en Argentina y llegó a ocupar el cargo de eparca)

·         Iglesia greco-católica rumana

·         Iglesia católica siro-malabar

·         Iglesia católica siro-malankar (estas dos últimas en la India, herederas del apóstol Tomás).

 

Francisco oró ante la tumba y pidió la intercesión de Pedro, acompañado de los Patriarcas y arzobispos que muestran que el evangelio ha llegado a los confines de la Tierra, herederos de iglesias que iniciaron los apóstoles y sus sucesores, con sus propios ritos y liturgias, todas unidas en plena comunión con Pedro.

 

Después, los patriarcas se marcharon, inclinándose ante la tumba del mayor de los apóstoles. Francisco, acompañado de sus ceremonieros, fue el último en salir.

 

Fuentes: religionenlibertad.com – AJS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *