Oración interreligiosa por la paz en la Franja de Gaza

Oración interreligiosa por la paz en la Franja de Gaza

Jueves 22 Nov 2012 | 12:05 pm

 

Los referentes religiosos en la catedral metropolitana ver más

 

Buenos Aires (AICA): Convocados por el arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Jorge Mario Bergoglio SJ, líderes religiosos judíos, musulmanes y evangélicos se unieron en una oración interreligiosa en la catedral metropolitana, para rezar por la paz en la Franja de Gaza, donde numerosas personas sufren el “flagelo del enfrentamiento y la desolación”. “Todo se pierde con la guerra, todo se gana con la paz. Con la paz se gana la dignidad, el respeto, porque la paz es obra de la justicia, la justicia nos viene de esa imagen que Dios puso en nuestro corazón. Todo se gana con la paz, y todo se pierde con la guerra”, aseveró. El purpurado porteño aclaró que “esa frase que no es mía”, sino de “un gran Papa, que defendió y llevó adelante la declaración ‘Nostra aetate’”, y pidió que esa frase “nos acompañe, que la llevemos en el corazón y se haga oración”. También reflexionaron sobre este momento de tensión en la tierra de tres religiones, Omar Abboud, por el Islam; el rabino Abraham Skorka, el pastor Carlos Mraida y el arzobispo Tarasius, de la Iglesia Ortodoxa Griega.

  Imprimir       Enviar por mail  | Compartir:      

 

Convocados por el arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Jorge Mario Bergoglio SJ, líderes religiosos judíos, musulmanes y evangélicos se unieron en una oración interreligiosa en la catedral metropolitana, para rezar por la paz en la Franja de Gaza, donde numerosas personas sufren el “flagelo del enfrentamiento y la desolación”. 

“Todo se pierde con la guerra, todo se gana con la paz. Con la paz se gana la dignidad, el respeto, porque la paz es obra de la justicia, la justicia nos viene de esa imagen que Dios puso en nuestro corazón. Todo se gana con la paz, y todo se pierde con la guerra”, aseveró. 

El purpurado porteño aclaró que “esa frase que no es mía”, sino de “un gran Papa, que defendió y llevó adelante la declaración ‘Nostra aetate’”, y pidió que esa frase “nos acompañe, que la llevemos en el corazón y se haga oración”. 

En tanto, Omar Abboud, en representación de los musulmanes, reconoció que “a veces es difícil esbozar algunas reflexiones sobre la paz, en especial en estos momentos, porque corremos el riesgo de perdernos una parte importante de la realidad y, a veces, de no tomar dimensión del sufrimiento que sufre el otro”. 

El referente islámico hizo hincapié en que las palabras “los otros” y “la paz” interpelan y, de alguna manera ponen un norte, porque hablan de diversidad, tolerancia, convivencia…” 

En tanto, el rabino Abraham Skorka aseguró que “alcanzar la paz no es algo simple y sencillo”, y recordó que para alcanzarla “necesitamos de Dios todopoderoso. Necesitamos que nos alcance con la chispa de su divinidad y nos ayude a alcanzar la paz verdadera”, pero, aclaró: “no la paz de los cementerios, o de los silencios de aquellos que ya no pueden hablar, sino la paz en la armonía en la vida”. 

También reflexionaron sobre este momento de tensión en la tierra de las tres religiones, el pastor Carlos Mraiday el arzobispo Tarasius, de la Iglesia Ortodoxa Griega. 

Mraida invocó la autoridad del Señor como Dios de los unos y de los otros, y le pidió que nos ayude a “ser misericordiosos como Vos”. Tarasius dijo que ante la muerte provocada por el hombre “una vez más, el Dios del amor se acongoja en su silencio y contempla al hombre así como contempló a Caín y Abel”. Expresó que “solo nos queda orar y llorar por nuestros pecados” y desear que” puedan los pueblos vivir en armonía y paz”, y entonó seguidamente un himno de alabanza al Señor en griego. 

El presbítero Fernando Giannetti leyó un mensaje de adhesión del obispo Silouan Muci, de la Iglesia Católica Apostólica Ortodoxa del Patriarcado de Antioquía. 

En los bancos de la catedral pudo verse a la embajadora de Israel, Dorit Shavit; la nueva conducción de la DAIA, que preside Julio Schlosser; su antecesor Aldo Donzis, el sindicalista Gerónimo “Momo” Venegas (UATRE), representantes de la AMIA, de la comunidad islámica, como el secretario general de la Organización Islámica para América Latina y el Caribe, arquitecto Muhammad Hallar, y referentes del diálogo interreligioso de la Conferencia Episcopal Argentina , como Gloria Padilla; el ex secretario de Culto, Norberto Padilla, y Juan Navarro Floria , del Consejo Argentino para la Libertad Religiosa ( CALIR ). 

En la primera fila de bancos estaban también el obispo de la eparquía católica armenia, monseñor Vartan Boghossian, y el obispo de la Iglesia Apostólica Armenia , monseñor Kissag Mouradian . Se advirtió también la presencia de los obispos auxiliares Joaquín Sucunza, vicario general, y Luis Alberto Fernández, vicario de la zona Flores. 

Estaban también la presidenta y la secretaria de la Confraternidad Argentina Judeo Cristiana, Marta de Antueno y María Grandoli de Hrubisko, Boris Kalnicki y varios sacerdotes católicos, entre ellos, los padres Guillermo Marcó y Abel Padín, y representantes de entidades católicas y de otros credos. 

También estaban el presidente nacional de la Acción Católica , Emilio Inzaurraga, y numerosos dirigentes de esa institución, que un momento antes habían participado de la misa presidida por el cardenal Bergoglio por la próxima fiesta de Cristo Rey, patrono de la Acción Católica. Esa celebración eucarística fue grabada por el canal 21, para ser emitida el domingo próximo.+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *