Oración interreligiosa para pedir por la paz en Siria

Oración interreligiosa para pedir por la paz en Siria

Córdoba, 30 de abril de 2012.- El martes 17 de abril se cumplieron 66 años de la independencia de Siria. Con tal motivo, se llevó a cabo, en Córdoba, una oración interreligiosa para pedir por la paz en aquel país del Medio Oriente.

Su Excelencia Reverendísima Monseñor Abdo Arbach BC, Exarca Apostólico Greco Melquita Católico en la Argentina, cuya sede está en la ciudad de Córdoba, presidió la celebración, en la que estuvo acompañado por el padre Ezzat Batouche, cura párroco de la iglesia catedral greco melquita San Jorge.

En representación de Su Excelencia Reverendísima Monseñor Carlos José Ñáñez, arzobispo católico apostólico romano de Córdoba, asistió el padre Dante Simón SDB, vicario episcopal de Justicia

Participaron de la oración por la paz en Siria sacerdotes de las Iglesias Ortodoxa, Siriano Ortodoxa y Armenia. También lo hicieron miembros de la Comunidad Musulmana de Córdoba.

En la oportunidad, cada uno de los religiosos oró por la paz en Siria y en todo el Medio Oriente, extendiendo sus intenciones por la tranquilidad en la Argentina.

Monseñor Abdo Arbach, en su Oración, entre otras cosas, expresó:

«Desde esta Catedral deseo elevar mi corazón y mi voz con una oración por la paz en Medio Oriente, especialmente en Siria y en el mundo entero. La paz auténtica es un don de Dios. Nuestra reunión en la que invocamos este don, exige una conversión del corazón y una consciente obediencia a la Ley. Pensando en las tristes noticias de los conflictos, de las muertes y de los cautivos que incluso hoy, llegan de Siria, nuestra oración se hace más intensa.”

“Dios de infinita misericordia y bondad, con corazón agradecido te invocamos hoy por la paz en nuestro país que en otros tiempos recorrió San Pablo proclamando la verdad de que en Cristo «Dios reconcilió al mundo consigo» (2 Cor 5,19).

“Señor del cielo y de la tierra, creador de la única familia humana, te pedimos que los fieles de todas las religiones busquen hacer tu voluntad, te adoren y glorifiquen tu santo nombre. Ayúdales a encontrar en ti la fuerza para superar el miedo y la desesperanza, para que crezca la amistad y vivan juntos con armonía y solidaria convivencia.

“Padre misericordioso, que todos los creyentes encuentren la valentía de perdonarse unos a otros a fin de que se curen las heridas del pasado y no sean un pretexto para nuevos sufrimientos en el presente y en el futuro. Concédenos que esto se realice sobre todo en nuestro país, Siria, tierra que bendijiste con tantos signos de providencia y donde te revelaste como Dios de amor.

“A la Madre de Jesús, la bienaventurada Virgen María, le encomendamos nuestros fieles que viven en la tierra donde vivió Jesús y sus discípulos, que al seguir su ejemplo, escuchen la Palabra de Dios y tengan respeto y compasión por los demás, especialmente por los que son diferentes de ellos, que con un solo corazón y una sola mente, una unidad, trabajen para que Siria, nuestro país, sea una verdadera casa para todos los pueblos. Paz, paz, paz. Amén».

Luego de la celebración interreligiosa por la Paz en Siria y el Medio Oriente, se llevó a cabo, en la plaza San Martín de la capital cordobesa, un acto público protocolar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *