Obispo de Argentina, nuevo patriarca de los católicos romanos de rito oriental bizantino de Ucrania

Obispo de Argentina, nuevo patriarca de los católicos romanos de rito oriental bizantino de Ucrania

La Iglesia católica apostólica romana de rito oriental bizantino de Ucrania, conocida como «uniata», ha elegido a Su Excelencia Reverendísima Monseñor Sviatoslav Shevchuk como su nuevo patriarca de cuya designación ya recibió el visto bueno del Vaticano.

Sviatoslav Shevchuk, de 40 años de edad, sustituye a Su Beatitud Lubomir Husar, quien dimitió en febrero pasado por motivos de salud tras diez años en el cargo.

El nuevo patriarca de los seis millones de católicos romanos de rito bizantino ucraniano que ejercía, hasta ahora, la titularidad de la Eparquia para toda la República Argentina, recibió el respaldo de la mayoría de participantes en el sínodo de la Iglesia Uniata en la ciudad occidental de Lvov.

Según fuentes locales, el sínodo eligió a su nuevo líder por mayoría simple tras tres días de deliberaciones y votaciones en la que ninguno de los candidatos logró obtener el número necesario de votos.

En el sínodo tomaron parte 40 obispos procedentes de Ucrania, Europa Occidental, Argentina, Estados Unidos, Canadá, Brasil y Australia.

El papa Benedicto XVI aprobó la elección del obispo Sviatoslav quien será entronizado, como patriarca de su iglesia, el próximo domingo, 27 de marzo, en la Catedral de la Resurrección de Cristo de la capital ucraniana.

La Iglesia Católica Apostólica Romana de rito oriental bizantino está supeditada al Papa de Roma, desde su fundación en un Sínodo celebrado, en Brest, en 1595, es minoritaria en Ucrania.

De los 48 millones de ucranianos, 15 millones pertenecen a la mayoritaria Iglesia Ortodoxa Ucraniana dependiente del Patriarcado de Moscú.

En 1945 todos los obispos «uñitas» fueron arrestados y sentenciados a trabajos forzados por las autoridades soviéticas y sus bienes fueron entregados a la Iglesia Ortodoxa Rusa.

Los católicos ucranianos sólo salieron de las catacumbas, en diciembre de 1989, cuando el último dirigente soviético, Mijaíl Gorbachov, aprobó una ley para la restitución de sus propiedades.

La Iglesia Ortodoxa Rusa acusa a los uniatas de “católicos disfrazados» de apropiarse de templos y tierras que les pertenecen desde tiempo inmemorial.

El anterior papa Juan Pablo II, gran impulsor del resurgimiento de la iglesia uniata tras la caída de la Unión Soviética, no pudo cumplir con su anhelo de fundar un Patriarcado romano católico bizantino en Ucrania, ante la oposición del Patriarcado ruso.

Fuentes: EFE -AJS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *