NUEVOS LÍMITES SOBRE HIGGS O SEA ALTAS ENERGÍAS

Ayer concluyó en Grenoble la conferencia EPS-HEP 2011, calificada por muchos como la conferencia de física experimental de altas energías más importante de los últimos 30 años. En gran parte, la expectación se debía a que en ella se presentaban los últimos resultados del Gran Colisionador de Hadrones (LHC) del CERN sobre el bosón de Higgs, la partícula responsable de dotar de masa a todas las demás. Su detección constituye uno de los grandes objetivos del LHC.
Por primera vez desde la puesta en marcha del acelerador, los resultados presentados ahora procedían del análisis de una cantidad de datos lo bastante grande como para empezar a extraer conclusiones significativas: del orden de 100 billones de colisiones protón-protón a una energía total de 7 teraelectronvoltios (TeV), la mayor alcanzada jamás por un acelerador.

Después de que los diferentes experimentos que se llevan a cabo en el LHC y en el Tevatrón de Fermilab expusieran sus resultados, la conclusión principal puede resumirse como sigue: 1) No se ha detectado ninguna desviación significativa con respecto a las predicciones del modelo estándar, y 2) Los límites de exclusión a la masa del bosón de Higgs apenas se ha ampliado un poco más con respecto a los que ya existían.

Cuando en el LHC colisionan protones a muy alta energía, la teoría predice que se producen bosones de Higgs. Pero esta es una partícula neutra que se desintegra muy rápidamente en otras, por lo que es imposible detectarla directamente. Por tanto, lo que los experimentos persiguen es analizar todas las partículas creadas en las colisiones y verificar si estas se corresponden o no con los productos de desintegración que la teoría predice para un bosón de Higgs de cierta masa. La proporción de partículas en las que se desintegra el Higgs depende de su masa, un parámetro desconocido que los experimentos intentan determinar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *