Nuevo miembro “perpetuo” del Sodalicio de Vida Cristiana

Santiago del Estero (AICA): En una celebración eucarística presidida por Mons. Ariel Edgardo Torrado Mosconi, obispo auxiliar de Santiago del Estero, el 16 de junio, día en que la Iglesia celebró la memoria del Inmaculado Corazón de María, Sebastián Miguel Blanco Eguilúz realizó su profesión perpetua en el Sodalitium Christianae Vitae (SCV). Sebastián Blanco emitió los compromisos de obediencia y celibato para estar plenamente disponible al apostolado en el Sodalicio de Vida Cristiana, “por todos los días de vida que el Altísimo me conceda”. El compromiso fue tomado por Eduardo Regal Villa, superior general del Sodalicio, quien junto con otros miembros de la comunidad vino a la Argentina para participar en la celebración.
En una celebración eucarística presidida por monseñor Ariel Edgardo Torrado Mosconi, obispo auxiliar de Santiago del Estero, el pasado 16 de junio, día en que la Iglesia celebra la memoria del Inmaculado Corazón de María, Sebastián Miguel Blanco Eguilúz realizó su profesión perpetua en el Sodalitium Christianae Vitae (SCV).

Monseñor Torrado Mosconi aceptó la invitación a celebrar la misa, para lo cual viajó desde Santiago del Estero, para hacer honor a su cercanía y amistad de varios años con la comunidad sodálite en la Argentina.

Sebastián Blanco emitió los compromisos de obediencia y celibato para estar plenamente disponible al apostolado en el Sodalicio de Vida Cristiana, “por todos los días de vida que el Altísimo me conceda”.

El compromiso emitido a perpetuidad fue tomado por don Eduardo Regal Villa, superior general del Sodalicio, quien junto con otros miembros de la comunidad vino a la Argentina para participar en la celebración. Algunos familiares, muchos integrantes de la Familia Sodálite y otros amigos cercanos acompañaron a la comunidad con su participación en la Eucaristía.

Sebastián Blanco ingresó al Sodalicio en 1999 y, después de un período de formación inicial, con la emisión de sus compromisos a perpetuidad pasa ahora a ser miembro de derecho pleno del SCV. Vive en la Argentina desde 2005, y actualmente es el responsable de la Comunidad Sodálite en Buenos Aires.

Monseñor Ariel Torrado Mosconi destacó en la homilía que “la Divina Providencia ha querido que la consagración de nuestro hermano Sebastián sea en este día en el que la Iglesia celebra al Inmaculado Corazón de María, modelo de toda consagración. Por eso Dios nos invita de manera muy especial en este día a contemplar el corazón de la Virgen, que sin duda es el ejemplo más perfecto del corazón de Jesús”.

Habló asimismo de la necesidad de entender el amor como “aquello que da unidad a toda nuestra persona y nos lleva a encontrar dónde está el bien verdadero, el bien objetivo, y hace que la voluntad se incline a ese bien y a perseguirlo con inteligencia y decisión”, dando así a comprender el sentido auténtico de los compromisos de la profesión perpetua emitidos.

El Sodalicio de Vida Cristiana
El Sodalitium Christianae Vitae (SCV) “es una sociedad de vida apostólica laical de derecho pontificio, cuyos miembros, llamándose sodálites, aspiran a configurarse con el Señor Jesús por la piedad filial a Santa María, procurando estar plenamente disponibles para el anuncio del Evangelio en las diversas realidades humanas”, se explicó.

Fue fundado en 1971 por el laico peruano Luis Fernando Figari, quien también fundó otras asociaciones eclesiales que forman parte de la Familia Sodálite, la cual viene realizando su labor evangelizadora en los cinco continentes.

Desde el año 2004 el Sodalicio y, junto con él, el Movimiento de Vida Cristiana (MVC), tienen diversas obras apostólicas en la Argentina. Entre ellas cabe resaltar la ayuda pastoral a algunas parroquias en la arquidiócesis de Buenos Aires y en la diócesis de Zárate Campana, así como el trabajo en colegios y otras instituciones laicales y eclesiales. Colaboran asimismo en la formación en la fe de muchos jóvenes, adultos y familias, como también en la organización de misiones a diversos lugares del país.

Cinco nuevos sacerdotes del Sodalicio
El pasado 28 de junio, víspera de San Pedro y San Pablo, cinco diáconos del Sodalicio de Vida Cristiana fueron ordenados sacerdotes por monseñor José Antonio Eguren SCV, arzobispo de Piura, durante una celebración eucarística celebrada en la parroquia Nuestra Señora de la Reconciliación, de la ciudad de Lima.

Los cinco nuevos sacerdotes sodálites son Christian Yamanija Yraha y Gianfranco Castellanos Melzi, ambos del Perú; Alberto Hadad Sánchez y Andrés Echavarría Machado, de Colombia y Fernando Timotheo da Costa Genú, del Brasil.

Con monseñor Eguren, concelebraron monseñor Kay Schmalhausen Panizo SCV, obispo prelado de Ayaviri, y monseñor Raúl Chau Quispe, obispo auxiliar de Lima, y numerosos sacerdotes sodálites. Estuvieron presentes el superior general del Sodalicio, Eduardo Regal Villa, y los Superiores Regionales del Perú, del Brasil y de Colombia.+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *