Nuestra Señora del Perpetuo Socorro

Se la celebra cada 27 de junio y fue en 1882, a partir de una severa sequía que se planteó junto con una epidemia de viruela, que se intensificó la devoción a Nuestra Señora del Perpetuo Socorro.

En esa ocasión, rezando el pueblo haitiano a su Madre representada con su icono en un cuadro, llovió y las consecuencias de la epidemia comenzaron a ceder.

Por pedido del presidente, Elie Lascot, el 8 de diciembre de 1942 los cinco obispos de Haití ofrendaron su país a Nuestra Señora del Perpetuo Socorro.

El Papa Juan Pablo II visitó Haití con motivo del centenario del milagro. Hermosas y emotivas imágenes se recuerdan de ese encuentro entre el Sumo Pontífice y el pueblo haitiano.

Si nos referimos al icono, vemos a una María que cuidadosamente sostiene al Niño Jesús que se agarra con fuerza de su Madre. Dos ángeles completan las figuras que anuncian la Pasión de Cristo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *