Noticias Paceñas – Fiesta patronal del distrito municipal de José C. Paz

Distritos de José C. Paz, Malvinas Argentinas, San Miguel, Pilar y la región

Sociedad:
FIESTA PATRONAL DEL DISTRITO MUNICIPAL DE JOSÉ C. PAZ

El 1º de mayo fue el Día del Trabajador y fiesta de San José Obrero y, por tal motivo, Fiesta Patronal de la Parroquia homónima que está al cuidado pastoral de los Misioneros de la Sagrada Familia (Roque Sáenz Peña 4951 de nuestra ciudad) y del distrito Municipal de José C. Paz.

Luego de la procesión por las calles de nuestra ciudad (ver foto), fue celebrada la Santa Misa que, presidida por el Señor Obispo de San Miguel en Argentina, Su Excelencia Reverendísima Monseñor Sergio Fenoy, fue concelebrada por los padres sacerdotes misioneros de la Sagrada Familia José Castañón Martínez, Víctor Hugo Zinni, José Luis Vendramín y Raúl Vera y los padres diáconos permanentes Rubén Zárate y José Manuel Roldán.

Durante los dieciocho minutos y medio que duró la simpática, elocuente y amena homilía, el obispo Fenoy, como primicia pública, manifestó que, durante este año, la diócesis estará abocada a “las vocaciones”. Por ello, explicó que “la diócesis, en sí, no existe, pero si las parroquias que la componen y, por ello, cada una de las parroquias de esta diócesis estarán abocadas a esa tarea.” Entre otras cosas, también, explicó que la vocación es un verdadero llamado de Dios a que, cada uno, cumpla con aquello que le fue asignado, sin pensar solamente en los sacerdotes o consagrados. Todos somos llamados a realizar una actividad en nuestra vida y que, a pesar de que ello puede acontecer a cualquier edad, hay que trabajarlo con los niños y adolescentes para que puedan encaminarse en sus propios caminos vocacionales.

Algo a rescatar, teniendo en cuenta el hermoso día, es que, aunque durante años con tiempo agradable o muy nublado, la Santa Misa se celebraba en el atrio de la iglesia parroquial, ayer se llevó a cabo en el interior del templo que, a pesar de estar totalmente colmado, brindó un marco de solemnidad y se percibió un mayor espíritu de oración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *