Nota para un diario de Constantinopla:

El ambiente de alegría y conmoción espiritual que provocó el nombramiento del nuevo Papa Francisco en la población argentina en general, ha sido compartido por la comunidad armenia, tanto católica romana como de la Iglesia Apostólica Armenia.
El diario Armenia, de Buenos Aires, señaló que los armenios sintieron siempre que el cardenal Jorge Mario Bergoglio era “un verdadero amigo de la comunidad”.
Ha sido especialmente apreciada la presencia del Catolicós de Todos los Armenios Su Santidad Karekin II en el Vaticano, al igual que la del presidente de la República de Armenia, Serge Sarkissian, con sus comitivas.
“Las iglesias de Roma y de Armenia inauguran un nuevo ciclo de diálogo fraterno, mutuo entendimiento y amor cristiano, cuyo fin será tener un mundo mejor desinteresado”, dijo Pablo Mirhan Sarafian, diácono de la Iglesia Armenia , en Buenos Aires.
“No puedo transmitir adecuadamente el estado de satisfacción espiritual y vibración positiva que tuvo lugar dentro de la comunidad armenia de la Argentina ante la entronización del Cardenal Bergoglio, como Francisco I, Papa de la Iglesia Católica Apostólica Romana”, comentó Sarafian.
En la Misa dominical en la Catedral San Gregorio el Iluminador, el arzobispo Kissag Mouradian , Primado de la Iglesia Apostólica Armenia en la Argentina y Chile, hizo un comunicado oficial de celebración y tuvo palabras de salutación y éxito a la gestión papal.
Sarafian recordó que tanto monseñor Mouradian como el cardenal Jorge Bergoglio fueron durante años miembros de la Comision Ecuménica de Iglesias Cristianas de la Argentina (CEICA), donde el cardenal Jorge Mario Bergoglio “comprendió el dolor del pueblo armenio, y dio sus palabras de esperanza y continuidad en la búsqueda de justicia”.
El mismo diácono informante dijo que con su presencia, el Catolicós, Karekin II, y el presidente Sarkissian representan a todo el pueblo armenio de la Armenia y de la Diáspora, como gesto de agradecimiento a la “sensibilidad y apoyo desinteresado” que ha tenido el nuevo Papa.
El diario Armenia ha recordado que el viernes 23 de abril de 2004, se realizó en la Catedral católica de Buenos Aires un oficio ecuménico en memoria de las víctimas del genocidio armenio. Luego de rezarse el Padre nuestro, el cardenal Jorge Bergoglio se refirió al responso por el 24 de abril: “Unidos en el dolor por un genocidio, el primero del Siglo XX, un genocidio en el que, actualmente, por todos los medios de los imperios poderosos se procura silenciar y tapar. Nosotros queremos recordarlos y queremos destaparlo para que nuestra llaga como humanidad, la primera llaga de persecución de un pueblo del Siglo XX quede de manifiesto, nos llene de vergüenza y nos lleve a pedir perdón y no a cubrirlo, a taparlo por intereses espurios y mezquinos. Ese es el sentido de este recuerdo… Oramos para que el Señor nos libre de todo esto y nos dé la paz”.
A su vez, los católicos romanos armenios en la Argentina tienen desde 1989 la jerarquía de tener una eparquía o diócesis propia de rito armenio en el país, creada por el papa Juan Pablo II. En su catedral, Nuestra Señora de Narek, en Buenos Aires, desde el domingo último se están oficiando misas de acción de gracias cada día a las 19.
El párroco de esa catedral, monseñor Pablo Hakimian, se mostró especialmente contento. Por la noticia en sí, que ha conmovido a la Argentina tanto como al mundo, y por otro hecho más personal. El Papa Francisco había recibido el miércoles 20 de marzo a varios obispos católicos de la Argentina, pero por algún error no llegaron a avisarle de esa reunión al obispo de la eparquía San Gregorio de Narek en Buenos Aires de los Armenios (tal es su nombre completo), monseñor Vartan Boghossian. Advertido de ello, el Papa quiso recibir personalmente a monseñor Boghossian el jueves 21, jueves, en que departieron un momento a solas e intercambiaron regalos. Y monseñor Pablo estaba emocionado porque el Papa le dijo dos veces a monseñor Boghossian: “Saludos al padre Pablo”.
Quien escribe estas líneas es Jorge Rouillon, periodista del diario La Nación durante muchos años y presidente del Club Gente de Prensa, de Buenos Aires. Conocedor y amigo de la comunidad armenia, ha entrevistado personalmente en distintos años a tres líderes espirituales de su pueblo que han ejercido la máxima autoridad en la Iglesia Apostólica Armenia : Vazkén I, Karekin I y Karekin II. 

Jorge Rouillon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *