NODOS LUNARES

L

Es uno de los grandes enigmas de la Astrología y un tema que siempre provoca grandes discusiones. ¿Está todo escrito en la Carta Natal? ¿Se puede cambiar el destino? Según la Astrología en la Carta natal aparece indicado, en el momento que uno nace, cuál es la lección que la vida tiene preparada para cada cuál, lo que debemos aprender para continuar evolucionando como mejores seres humanos.

Esta información aparece en los llamados “nodos lunares”, o sea, aquellos puntos en el firmamento, donde la órbita de la Luna alrededor de la Tierra intersecta con la órbita de la Tierra alrededor del Sol. No son planetas ni cuerpos celestes, son puntos, coordenadas.

Estas dos intersecciones se pueden calcular y están situadas diametralmente opuestas, formando la llamada “línea de los nodos” que se mueve hacia atrás, es decir, cuando el nodo está en Sagitario –como ocurre ahora en junio del 2012- luego se moverá hacia Escorpión en el 31 de agosto, y así sucesivamente, lo cual ocurre aproximadamente cada 18 años y medio.

Por tanto tendremos dos nodos lunares. Uno en el norte también llamado nodo lunar ascendente conocido como Cabeza del dragón, o Caput draconis y el Nodo lunar descendente llamado también Nodo sur, o Cola del dragón (Cauda draconis, en latín). En la astrología india reciben los nombres de Rahu y Ketu respectivamente.

El significado de ambos nodos está relacionado con la teoría del Karma y la reencarnación. Así, el Nodo descendente se refiere a nuestro pasado, mientras que el Nodo ascendente muestra el futuro y la lección principal que debemos aprender en la vida presente.

Expresado en otras palabras: En la Carta Natal el nodo lunar norte se refiere al futuro, el nodo sur al pasado. Este estudio es bastante complejo ya que sus implicaciones van mucho más allá según los aspectos que haga con otros planetas, el Sol y la Luna como puedes estudiar en el Curso gratuito de Astrología de Univision Horóscopos haciendo clic aquí en la Sección del Curso.

 

Karma y destino

Muchas personas confunden estos términos y ahí surgen los fanatismos y las confusiones. El karma es el “equipo” el conjunto que traemos al nacer, algo equivalente a nuestra herencia genética si lo comparamos con nuestros genes y el DNA, pero a nivel sutil. El destino se va forjando a través de ese karma.

La comparación anterior nos explica muchas cosas. Si una persona, por ejemplo, tiene determinado material genético, inclusive sabemos que en los mismos aparecen señaladas enfermedades, condiciones, tendencias, desde el síndrome de Down hasta la predisposición a la diabetes, enfermedades coronarias, glaucoma y muchas otras más condiciones, pues evidentemente están ahí, y para superarlas habrá que tomar medidas a veces ineficaces, al menos por el momento.

os Nodos lunares señalan aquellos puntos en el firmamento, donde la órbita de la Luna alrededor de la Tierra  órbita de la Tierra alrededor del Sol. Las dos intersecciones se pueden calcular y están situadas diametralmente opuestas, formando la línea de los nodos. Ese eje nodal se mueve hacia atrás, es decir de Aries/Libra a Piscis/Virgo, a Acuario/Leo etc., tardando unos 18.5 años para moverse a través de los doce signos.

El Nodo lunar ascendente se denomina también Nodo lunar norte, o Cabeza del dragón, mientras que el Nodo lunar descendente se denomina Nodo lunar sur, o Cola del dragón. En la astrología india reciben los nombres de Rahu y Ketu.

El significado del eje lunar está relacionado con la astrología kármica. El punto de partida es el concepto que no estamos por primera vez en la Tierra, sino que hemos acumulado experiencias en vidas pasadas. El principio de la reencarnación está ilustrado por el eje lunar, ya que el Nodo descendente se refiere a nuestro pasado, mientras que el Nodo ascendente muestra el futuro y la lección principal que debemos aprender en la vida presente.

La suma de nuestras experiencias pasadas está contenida en el Nodo sur que suele simbolizar áreas que nos son familiares. Representa hábitos que no queremos dejar por razones de comodidad; es decir, el Nodo sur representa el camino de la menor resistencia. Sin embargo, la tarea consiste en superarnos a nosotros mismos y ganar nuevas experiencias, las cuales pueden ser diametralmente opuestas a las anteriores, tal y como lo simbolizan el signo y la casa que contienen al Nodo lunar norte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *