Nobel de Química para investigadores de receptores fundamentales en fármacos 2012

Robert Lefkowitz y  Brian Kobilka, estudiaron estos receptores que actúan sobre casi la mitad de todas las medicaciones, por lo que saber más de ellos ayudará al desarrollo de mejores fármacos.

Lefkowitz, de 69 años, es investigador en el Instituto Médico Howard Hughes. Kobilka, de 57, es profesor en la Escuela de Medicina de la Universidad Stanford en California.

Estocolmo.- El Premio Nobel de Química  fue concedido este año a los estadounidenses Robert Lefkowitz y  Brian Kobilka por sus estudios sobre los receptores acoplados de  proteína “G”, informó hoy la Academia de las Ciencias en Estocolmo.

Los receptores acoplados son fundamentales en la vista, el  olfato, la regulación de la tensión arterial y el metabolismo de la  glucosa, indicó en un despacho la agencia de noticias DPA.

Casi la mitad de todas las medicaciones actúan sobre estos receptores, por lo que saber más de ellos ayudará a los científicos a desarrollar mejores fármacos.

El cuerpo humano cuenta con aproximadamente 1.000 tipos de tales receptores, estructuras en la superficie celular que le permiten al organismo responder a una amplia variedad de señales químicas, como la adrenalina. Algunos receptores se encuentran en nariz, lengua y ojos, y nos permiten percibir olores, sabores y luz.

Lefkowitz, de 69 años, es un investigador en el Instituto Médico Howard Hughes y profesor del Centro Médico de la Universidad Duke en Durham, Carolina del Norte.

Kobilka, de 57 años, es profesor en la Escuela de Medicina de la Universidad Stanford en California.

“Me siento mucho muy emocionado”, dijo Lefkowitz durante una conferencia de prensa en Estocolmo vía telefónica.

Lefktowitz aseguró que no tenía idea de que estaba siendo considerado para ganar el Premio Nobel, si bien agregó que siempre había sido “un poco de fantasía” pensar en recibir el premio.

Kobilka, por su parte, dijo que se enteró alrededor de las 2:30 de la mañana, después de que el comité del Nobel se comunicó a su hogar dos veces. Dijo que la primera vez no alcanzó a contestar el teléfono, pero al contestar la segunda ocasión habló con cinco integrantes del comité.

“Se pasaron el auricular uno a otro y me felicitaron. Creo que hacen eso para que uno en verdad les crea. Cuando alguien llama, puede ser una broma, pero cuando cinco personas con convincente acento sueco me llaman, entonces no se trata de una broma”, aseveró.

La academia indicó que durante mucho tiempo fue un misterio la manera en que las células interactúan con su ambiente y se adaptan a nuevas situaciones, como cuando la adrenalina aumenta la presión sanguínea y acelera el ritmo cardiaco.

La entrega de los Premios Nobel comenzó el lunes con el anuncio de los ganadores del Nobel de Medicina que recayó en los pioneros en la investigación de las células madre, el británico John Gurdon y el japonés  Shinya Yamanaka.

El francés Serge Haroche y el estadounidense David Wineland ganaron el martes el Nobel de Física por sus trabajos sobre las partículas cuánticas.

Los Premios Nobel quedaron instituidos en el siglo XIX en el testamento del empresario sueco Alfred Nobel, inventor de la dinamita. Cada galardón conlleva un premio en efectivo de ocho millones de coronas (1,2 millones de dólares).

Los galardones son entregados siempre el 10 de diciembre, en el aniversario de la muerte de Nobel en 1896.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *