NEUROPLASTICIDAD

Clásicamente, las neurociencias consideraron al cerebro como una estructura rígida y prácticamente inmodificable. Sin embargo en las décadas del ’60-70 con un conocimiento más detallado de las sínapsis; el hallazgo de los factores de crecimiento neuronal (NGF) como moléculas producidas en el cerebro adulto, llevando a la hipótesis que puede continuar teniendo efectos tróficos aún en el cerebro maduro; la demostración de «sprouting» (brotes axonales nuevos) en el cerebro; y el hallazgo de que el LTP (long term potentiation) puede ser inducido con la estimulación en el hipocampo mejorando así la transmisión sináptica, contribuyeron a cambiar esta idea previa, y estimularon la investigación para comprender los fenómenos de plasticidad cerebral. Por lo tanto, el cerebro adulto de los mamíferos tiene la habilidad de reorganizarse y adaptarse para compensar lesiones o cambios que pueden ocurrir en el medio. A este proceso se lo llama Neuroplasticidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *