Neurobiología de la Sensibilidad Moral

El debate acerca de la naturaleza de la moral ha sido el centro de diversas discusiones entre los teóricos. Durante décadas, la psicología moral estuvo dominada por teorías que enfatizaban la participación del razonamiento y el juicio moral sobre las conductas dirigidas moralmente en los adultos. Sin embargo, en la actualidad, ciertas aptitudes como la sensibilidad social y la cognición son consideradas centrales en la evolución de la humanidad. Recientemente nuevas propuestas enfatizan el rol de los procesos emocionales e intuitivos en la toma de decisiones en los seres humanos. Particularmente, el estudio de las emociones y sus basases biológicas ha recibido considerable atención en la última década. Este cambio de perspectiva es producto de trabajos recientes en el campo de la filosofía, la psicología cognitiva, las neurociencias afectivas y la neurobiología. Estudios neurobiológicos han identificado los mecanismos y estructuras cerebrales que intervienen en la generación de emociones básicas, sin embargo, la organización neuronal de emociones complejas o secundarias como las emociones «morales» aún se desconocen. El campo de las neurociencias afectivas ha comenzado a explorar diferentes tipos de emociones morales con técnicas de neuroimagen y electrofisiológicas en sujetos normales, casos con daño cerebral y en individuos con personalidad antisocial. El objetivo del presente artículo es presentar los avances en el estudio de las emociones morales y discutir sus implicaciones para el estudio de la conducta moral tanto en condiciones normales como en el caso de los trastornos neuropsiquiátricos que dan lugar a conductas antisociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *