Neonazis en Chile, preocupa surgimiento de cabezas rapadas

Ideología. Simpatizantes del neonazismo rinden tributo a uno de los líderes asesinado, en Santiago.
Crecieron junto al crimen y la droga, en los barrios pobres de las grandes ciudades chilenas; son personas con baja formación intelectual y sienten odio contra los invasores a sus terrenos. Aunque no están ligados directamente a las ideologías del extremismo nazismo alemán, son fanáticos y están dispuestos a imponer, por medio de la violencia su “supremacía”, aun a costa de su propia vida.

Su presencia ha desatado el temor entre las autoridades chilenas ante una posible propagación de entes raciales que atacan tanto a pandillas, prostitutas, o a sus propios vecinos, lo que se ha visto reflejado a últimas fechas en enfrentamientos campales motivados por ideologías de repudio.

En días pasados, imágenes de jóvenes cabezas rapadas con banderas y vestidos a la usanza nazi, que proferían gritos alusivos al hitlerismo durante el funeral de uno de ellos impactaron a la comunidad chilena que desde hace varias semanas observaba las públicas y escandalosas apariciones de bandas neonazis trenzados en brutales combates con sus adversarios.
A finales de junio pasado, un líder de una célula neonazi murió apuñalado por un grupo de antifascistas. En su funeral, una treintena de sus camaradas no ocultó el despliegue de indumentaria y adhesión al nazismo.

Meses atrás la víctima fue un joven “punk” el que cayó acribillado por cuatro cabezas rapadas, dos de los cuales están prófugos.
ENRAMADA. Estos hechos, ocurridos en abril, permitieron a la policía descubrir una célula dirigida por un instructor de artes marciales, quien desapareció tras conocerse la situación.

Al grupo de “Tito van Damme”, como se conoce al jefe neonazi, pertenecían dos militares y un policía, que al descubrirse su vinculación fueron cesados de sus trabajos.

Roberto Navarro, vocero de la fiscalía, dijo: “el ministerio público no investiga a los neonazis porque el ministerio público no persigue ideologías, sino delitos”. Ello al agregar que pese a los meses transcurridos “no ha habido una acusación formal de la investigación” de estos grupos por la presunta asociación ilícita. Y remarcó: “es muy temprano aún para decir si es un grupo peligroso”.

ANTECEDENTE.

El historial de violencia atribuida a neonazis en Chile se remonta a 1993, cuando la joven democracia chilena dejaba atrás su largo sometimiento a la dictadura. Un incendio en una discoteca “gay” en Valparaíso, por presuntos neonazis, dejó una veintena de víctimas.

Muchachas y jóvenes “punks” han sido frecuentes víctimas de la violencia de células neonazis, que salen a “cazarlos” para propinarles golpizas como exige el manual de incorporación a los novatos que se integran al grupo, según revelaron algunos de ellos. “Los ‘punks’ son un estorbo, no realizan ningún bien, son una lacra”, sostuvo en TV uno de los neonazis.

CéLULAS.

Sobre el asunto, el sociólogo y abogado de derechos humanos Humberto Lagos Schufenegger, experto además en sectas, asegura que, al contrario de lo sostenido por el vocero judicial, está comprobada la existencia de una asociación ilícita, conformada por unas 20 a 30 células neonazis integrada cada una de ellos por un máximo de siete personas.

“Me parece curioso que los tribunales no puedan establecer todavía la concatenación. Me parece curioso porque en mi opinión están dados todos los elementos para que eso suceda”, expresó.

“Me preocupan los intentos de reposicionar la ideología del nazismo y estas pandillas neonazis son un intento de reposicionamiento”, agregó Lagos.

VÍNCULOS.

A decir del sociólogo, estas bandas neonazis parecen no tener relación alguna con las comunidades chileno alemanas. En los años siguientes a la Segunda Guera Mundial, un número de nazis buscó refugio en este país, entre ellos el ayudante del arquitecto del Holocausto Adolph Eichmann, Walter Rauf.

“No hay relación alguna”, concluyó el politólogo Ricardo Israel, de la Universidad de Chile. Estos neonazis provienen, en su mayoría, de los barrios más golpeados económicamente y por ende sus integrantes o son gente con estudios o con niveles intelectuales bajos, por lo que sus ideales van encaminados a sumarse a un gremio que persigue objetivos marcados por la violencia y el rechazo a sus propia comunidad, sostuvo.
(http://www.cronica.com.mx/nota.php?id_nota=256251)

N.R. en mis treinta años de  estudiar RELIGIONES COMPARADAS ,èste es un tema muy remanido interesante y perverso,muy poca gente se ha podido infiltrar en èste tema evidentemente por la ideologìa que lo respalda de extrema seguridad,pero es absolutamente  cierto,yo cre que està rodeado de una sociedad superior,propio de doctrina hitleriana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *