NASA DESCUBREN GRAFENO

Moléculas de Fullerenos y posiblemente trozos de grafeno, detectaron astrónomos en el espacio, en la nebulosa “Gran Nube de Magallanes”, usando el telescopio espacial Spitzer, informó la NASA el 15 de agosto de acuerdo a un reporte del Observatorio Astronómico Óptico Nacional (NOAO en sus siglas en inglés), de los EE:UU:

«Si se confirma con el laboratorio de espectroscopía – algo que es casi imposible con las técnicas actuales – sería la primera detección de grafeno en el espacio», dijo el científico a cargo del estudio de astrofísica, Domingo Anibal García Hernández, en su informe de NOAO.

El grafeno plano (C24), detectado en el espacio, es una lámina plana de átomos de carbono de tan solo un átomo de espesor, pero que tiene una fuerza extraordinaria, explican los científicos.

Es conocida por su conductividad y elasticidad, además es citada, como la sustancia más delgada detectada en los estudios a nivel mundial.

Fue sintetizada por primera vez por el holandés Andre Geim y el ruso británico Konstantin Novoselov, y les valió el Premio Nobel de Ciencia 2010.

Según el reporte de NOAO, la presencia de estas partículas en el espacio, no depende de la temperatura sino de las fuerzas de coalición y de los vientos estelares, ya que se cree que se forman a partir de la inducción de las fuerzas de choque.

Según la doctora Letizia Stanghelini, de NOAO, ahora están en una etapa importante de la investigación, en que no solo esperan encontrar con el telescopio otras moléculas, de las diferentes nebulosas planetarias, sino también, poner a prueba algunos de los procesos físicos que podrían ayudar a entender la bioquímica de la vida.

El telescopio detectó además, los fullerenos C70 y C60. A los C60 los denominan “buckyballs”, por ser como una pelota compuesta por 60 átomos de carbono, dispuestos como un balón de fútbol. El nombre recuerda a la cúpulas de Buckminister. Las moléculas C70, por su parte, contienen 70 átomos de carbono, en una forma similar a la de una pelota de rugby, informó el reporte de la NASA.

El equipo que realizó la investigación de Spitzer, está dirigido por Domingo Aníbal García Hernández, del Instituto de Astrofísica de Canarias en España. Los resultados aparecen en el Journal Letters Astrophysical.

García Hernández es también el autor principal del estudio que usó el telescopio Spitzer, para detectar los “buckyballs” en la Nube de Magallanes.

“Jet Propulsion Laboratory”(Laboratorio de Propulsión Jet),(JPL), en Pasadena, California,EE.UU., dirige la misión del Telescopio Espacial Spitzer de Ciencia Espacial de la NASA, Washington.

Las operaciones científicas se llevan a cabo en el Centro de Ciencia Spitzer en el Instituto de Tecnología de California en Pasadena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *