NANOTECNOLOGÌA II

El grupo anarquista Individualidades Tendiendo a lo Salvaje (ITS) perpetró un atentado en contra de un catedrático en el Tec de Monterrey campus Estado de México. La razón: que dicho académico es un especialista en una rama de la ciencia comúnmente llamada nanotecnología.

Dichos estudios, de acuerdo con ITS, llevarán a la humanidad a su autodestrucción. «Las carreras que imparte esta universidad privada y tan prestigiosa dentro del ámbito nacional y que indudablemente son cómplices directas de la destrucción, manipulación y domesticación de la Tierra».

ITS continúa su condena al asegurar que «la mayoría de los cientificos basan sus investigaciones en sus retorcidas necesidades psicológicas, en sus actividades sustitutorias».

Pero, a todo esto, qué es la nanotecnología y cuáles son las aplicaciones que tiene que resultan tan «peligrosas» a decir de ITS y otros grupos radicales.

De acuerdo al documento «Diagnóstico y Prospectiva de la Nanotecnología en México», la nanociencia es «el estudio del fenómeno y manipulación de la materia a escala nanométrica (0.1 a 100 nm), mientras que la nanotecnología se trata del diseño, caracterización, producción y aplicación de estructuras, dispositivos y sistemas a través del control del tamaño y la forma a nanoescala. Comúnmente se utiliza el término para referirse a ambas disciplinas».

De acuerdo a este reporte, un «nanómetro» es una unidad de longitud que equivale a una milmillonésima parte de un metro; las aplicaciones de la nanotecnología son tan variadas que comprenden industrias como la cosmética, farmacéutica, seguridad, comunicaciones, construcción, automotriz, aeroespacial, medicina, entre otras.

Esta rama de ciencia es joven, y tiene en Japón y Estados Unidos los principales países que destinan montos millonarios a las investigaciones. Actualmente se estima que más de 2 mil 500 compañías hacen uso de estos avances en el mundo.

Algunas de las aplicaciones en las cuales la nanotecnología ha revolucionado son: Bolas de boliche, golf o tenis, a fin de reducir el número de giros; fabricación de neumáticos para mejorar el rendimiento; fabricación de telas con propiedades antimanchas, antiarrugas, robótica, tecnologías de la información, y ropa deportiva.

Por ejemplo, de acuerdo al libro Nanotecnología y Nanociencia, entre la ficción del presente y la tecnología del futuro, «La empresa suiza BMC diseña y fabrica diversos tipos de bicicleta para la alta competición. El peso y la resistencia del cuadro son factores clave para el rendimiento de la bicicleta, por lo que se buscan materiales de altas prestaciones. Algunos modelos de la marca BMC, como el SLC01, logran esta mejora incorporando nanotubos de carbono en los materiales compuestos utilizados. Con esto se logra que dichos cuadros pesen menos de un kilo».

En el Estado de México, además del Tec de Monterrey, existen otras instituciones que imparten este tipo de disciplinas, tal es el caso de la Universidad Politécnica del Valle de México, que también fue víctima de un atentado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *