Nanopartículas y corriente magnética para destruir tumores de cabeza y cuello

Utilizando nanopartículas y alternando campos magnéticos, los científicos han descubierto que las células cancerosas de la cabeza y el cuello en ratones de laboratorio se pueden matar en 30 minutos sin dañar las células sanas.

Los hallazgos, publicados en febrero de 2012 en la revista Theranostics significan la primera vez en conocimiento de los investigadores que este tipo de cáncer ha sido tratado con hipertermia inducida con nanopartículas magnéticas de óxido de hierro, o temperatura del cuerpo por encima de lo normal, en ratones de laboratorio. Los investigadores encontraron que el tratamiento destruye fácilmente las células de tumores cancerosos que estaban compuestas enteramente por un tipo de tejido que cubre la superficie de un cuerpo, el cual también se conoce como epitelio.

Para la investigación, los científicos inyectaron 0,5 ml de solución de nanopartículas directamente en el sitio del tumor. Con el ratón relajado bajo anestesia, colocaron el animal en un tubo de plástico envuelto con una bobina de alambre que generó campos magnéticos en direcciones alternadas 100.000 veces cada segundo. Los campos magnéticos generados por la bobina de alambre calentaron sólo las nanopartículas concentradas en el tumor y dejaron ilesas a las células y los tejidos vecinos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *