Murad I

Murad I, llamado Hüdavendiğar, «El Divino», (Bursa, 29 de junio de 1326Kosovo Polje, 15 de junio de 1389). Bey (príncipe) del Imperio otomano entre 1359 y 1383, y sultán desde 1383 hasta su muerte. Hijo de Orhan I Gazi y la noble bizantina Nilüfer Hatun.

Murad, segundo hijo de Orhan y de madre cristiana, fue un hombre muy capacitado y enérgico muy propenso al lujo (cosa desconocida hasta entonces por los turcos, pero sí por los griegos[cita requerida]) y, a diferencia de su padre y su abuelo, Osman I Gazi (que se apoyaron en sus fuerzas nómadas de caballería), se propuso transformar su principado asiático en un imperio europeo dotándolo de un ejército permanente y un aparato burocrático basado en el del imperio bizantino.

Debido a su avanzada edad, en 1359 Orhan resignó el mando del beylicato otomano en su segundo hijo Murad. Orhan I, retirado definitivamente de la política, moriría dos años más tarde en Bursa.

Dentro de las fronteras de los países conquistados, su política consistió en utilizar a sus súbditos cristianos para el progreso del estado otomano y los pueblos cristianos nunca fueron inquietados por este monarca: podían conservar su religión y costumbres siempre que pagaran los impuestos. En cuanto a los cristianos que decididos a entrar al servicio del Estado y convertirse al Islam fueron bien recibidos en la comunidad turca y así hicieron una brillante carrera. Así se formó, junto a la adquisición de jóvenes esclavos cristianos, una nueva clase de funcionarios, los devshirme, en la que estaba representada numerosas etnias y cuya influencia era predominante. Su papel consistió en mantener la unidad otomana y poner en práctica los principios turcos. Esta política a Murad le fue favorable, pues contaba con un grupo de funcionarios leales al imperio pues la vieja aristocracia turca muchas veces se mostró autónoma a las órdenes del monarca otomano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *