Mujeres fuertes que desafían a su destino

“Esta es la historia de una mujer que creyó en sí misma, y supo, así, que todo es posible”. Con estas palabras, la escritora palestina, de 65 años y afincada en Mendoza, Salwa Azzam, hace un resumen de su nueva novela, Las manos sobre el arado, que se presentó hace unos días en La Biblioteca San Martín de Mendoza.

La historia se desarrolla en la Argentina de provincias de los años 60 y cuenta la vida de Elena, una mujer de mediana edad, casada con un hombre autoritario y presa de una vida que ya no le aporta nada. Por eso, un buen día, decide transitar el pedregoso camino hacia el autoconocimiento.

En ese periplo, podrá verse a sí misma de formas que no había imaginado e involucrarse activamente en un mundo convulso, en una época marcada por los cambios sociales, a los que Elena ya no podrá ser ajena: imposible volver atrás.

Una novela que se enmarca en un espacio y un tiempo en que las mujeres tenían libertades pero no derechos, y que da vida a unos personajes femeninos que desafían a su destino para lograr una transformación de su propio entorno.

Un relato de mujeres fuertes que apuntan al cambio sin ignorar que deben comenzar por ellas mismas.

Las manos sobre el arado arroja un mensaje claro y contundente desde todas y cada una de sus páginas: nunca es tarde para despertar y tratar de cambiar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *