] Moscú: Auspicioso encuentro ortodoxo ruso – católico romano

Su Santidad Cirilo I y el arzobispo Paolo Pezzi

Su Santidad Benedicto XVI y el metropolita Hilarión

Moscú: Auspicioso encuentro ortodoxo ruso – católico romano

UN PASO MÁS HACIA LA UNIDAD

Se reunieron el arzobispo católico romano de la capital de Rusia y el patriarca de la Iglesia ortodoxa rusa, quien destacó cambios para mejor en las relaciones: “Han desaparecidos las tensiones que existían en los años 90 gracias a los esfuerzos conjuntos”.

Su Santidad Cirilo I, Santísimo Patriarca de Moscú y todas las Rusias, destacó, el martes, la mejora en las relaciones con los católicos romanos, durante una reunión con Monseñor Paolo Pezzi, arzobispo católico romano de Moscú. «En los últimos años, en Rusia, veo cambios para mejor las relaciones entre las comunidades ortodoxa y católica romana», señaló Cirilo I.

Cirilo I, quien, desde febrero de 2009, es la máxima autoridad de la Iglesia ortodoxa rusa, subrayó que «han desaparecido las tensiones que existían en los años 90 gracias a los esfuerzos conjuntos de ambas partes».

En su opinión, las relaciones entre ortodoxos y católicos romanos, cuyo antagonismo tuvo en muchas ocasiones un trasfondo político, se encuentran ahora en una etapa de «serena cooperación».

El Patriarca ruso considera que ambas Iglesias están interesadas en conservar los principios cristianos ante el embate del consumismo, el hedonismo y el afán de beneficio.

La Iglesia ortodoxa rusa confía en que «los últimos años de cooperación, con buena voluntad, prosigan en beneficio de los creyentes y en nombre de los principios evangélicos», dijo.

Por su parte, Monseñor Pezzi, agradeció a Cirilo I sus esfuerzos para mejorar las relaciones entre ambas iglesias y abogó por continuar cooperando en la promoción de los valores tradicionales.

La Iglesia ortodoxa rusa y la Iglesia católica apostólica romana (que cuenta con unos 600.000 fieles en Rusia), han mejorado sus relaciones desde que Su Santidad Benedicto XVI, en 2005, fuera elegido y entronizado como Papa de Roma y, más aún, desde que, Su Santidad Cirilo I, asumiera la jefatura del Patriarcado ruso.

Cirilo I es considerado un firme partidario del ecumenismo, al igual que el papa, lo que ha alimentado las esperanzas de que ambas iglesias superen el cisma que les separa desde 1054.

Este año, Benedicto XVI, recibió, en Roma, a Su Eminencia Reverendísima Hilarión, metropolita de Volokalam y Presidente del Departamento de Relaciones Exteriores del Patriarcado de Moscú y, en otra oportunidad, también, a Demetrio Medvedev, presidente de la Federación de Rusia.

No obstante, las discrepancias sobre las prácticas de proselitismo que la Iglesia católica romana ejerce en Rusia y su creciente presencia en otras zonas de tradicional influencia de la Iglesia ortodoxa rusa impiden que el pontífice pueda efectuar una visita a este país.

Además, la propia Iglesia ortodoxa rusa ha reconocido que, un encuentro entre los líderes de ambas iglesias, no será posible hasta que se soluciones el contencioso por la existencia de la Iglesia católica apostólica romana de rito oriental Bizantino de Ucrania (Iglesia Greco Católica Ucrania) que, desde su fundación por un Sínodo celebrado, en Brest, en 1595, está supeditada a Roma. Su actual Primado es Su Beatitud Sviatoslav, Arzobispo Mayor de Kiev – Galitzia.

El anterior papa de Roma, Su Santidad Juan Pablo II, gran impulsor del resurgimiento de la Iglesia Greco Católica Ucrania, tras la caída de la Unión Soviética, no pudo cumplir, en vida, su anhelo de fundar el Patriarcado de esa iglesia, ante la oposición del Patriarcado ruso. Esta situación, si se tiene en cuenta que la Iglesia Ortodoxa Ucrania es dependiente del Patriarcado de Moscú, es hasta ridícula. Por lo tanto, si Roma nada tiene que hacer en Ucrania mucho menos lo tiene que hacer Moscú.

Fuentes: RD – EFE – VR – AJS

__._,_.___
Responder a remitente | Responder a grupo | Responder mediante la Web | Crear un tema nuevo
Mensajes con este tema (1)
ACTIVIDAD RECIENTE:
Visita tu grupo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *