Mons. Frassia: “La presencia de Dios da bondad a la humanidad”

Avellaneda (Buenos Aires), 30 May. 12 (AICA)
Monseñor Rubén Oscar Frassia.

Monseñor Rubén Oscar Frassia.

El domingo 27 de mayo, solemnidad de Pentecostés, el obispo de Avellaneda-Lanús, monseñor Rubén Oscar Frassia, realizó su reflexión radial semanal en el programa “Compartiendo el Evangelio”.

El prelado señaló que “Cristo nos redimió en la cruz, en la Pascua; pero luego ascendió a los cielos y con el Padre nos envía al Espíritu. Son tres personas pero una misma realidad que es Dios. Un amor íntimo donde no hay dificultad de mediación, es inmediato: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo”.

“Este Espíritu está presente y tiene algunas características que debo señalar. La primera es no tener miedo: salir de las tumbas, de los egoísmos, de las presiones; nada ni nadie podrá contra aquellos que siguen a Cristo en serio; y si hay algo que te pasa mal, o que te persigan, o que se burlen, o que no te entiendan, o que te hagan sufrir, tendremos que trabajar por el Señor y sufrir por Él para ser fieles y perseverar ante el Señor. No hay que tener miedo ni paralizarse ante la adversidad”, manifestó el obispo.

El pastor de Avellaneda-Lanús dijo que “Él nos da la paz pero inmediatamente nos envía el Espíritu para que nosotros seamos testigos de la verdad más grande que la humanidad puede escuchar y que ésta necesita escuchar: la presencia de Dios que humaniza a la humanidad; la presencia y la bondad de Dios que da bondad a la humanidad; el Amor de Dios que enternece a la humanidad”.

Monseñor Frassia llamó a “dar testimonio” y pidió que “no lo guardemos, no lo opaquemos, no lo encerremos. Que esta fuerza que Dios nos da se la comuniquemos a los demás ya que nos transforma a nosotros y transforma a los otros”.

Como conclusión, el prelado aseguró: “¡Qué cosa hermosa es que otros que no oyeron nunca hablar de Jesucristo, lo escuchen y lo sigan; y que otros, atribulados, debilitados, enfermos y entristecidos, tengan la fuerza del Espíritu para que su vida recobre el sentido y puedan vivir con dignidad!”.+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *