MITOS Y ESTEREOTIPOS EN LA BASE DE LA VIOLENCIA

Los estereotipos son aquellas ideas que el grupo obtiene a partir de unas pautas, patrones y modelos culturales propios. Es una imagen asimilada por el individuo, algunas veces inconsciente, simplificada e incluso caricaturizada de alguna realidad social.
Los estereotipos intentan generalizar cada sexo, fijan unas ideas de como ha de ser el comportamiento “típico”, que pretende definir la “masculinidad” o la “feminidad”.
A continuación podemos ver algunos ejemplos de estereotipos acerca de cómo deberían ser las características masculinas y femeninas:

HOMBRES

MUJERES

– Activos, fuertes y dominantes
– Poco emotivos y duros
– Ocultan sus sentimientos
– Desordenados y ruidosos
– Tienen instinto agresivo
– Aptos para dirigir
– Saben de todo
– No entiende de faenas domésticas
– Se preparan para ganarse la vida
– Racionales y seguros
– Utilizan la inteligencia
– Se sienten ganadores
– Tienen iniciativa

– Pasivas, débiles y dependientes
– Emotivas y manipulables
– Expresan sentimientos y lloran
– Ordenadas y silenciosas
– Tienen instinto maternal
– No son aptas para dirigir
– No están informadas, no saben nada
– No entienden de cuestiones sociales
– Se preparan para casarse
– Irracionales e inseguras
– Utilizan su cuerpo
– Se sienten víctimas
– No tienen iniciativa
Si alguien cree que los estereotipos no tienen vigencia, hoy en dia, sólo hace falta que ponga la televisión y verá los diferentes estereotipos que promulga la sociedad de la mujer y el hombre, especialmente, en la publicidad.
Los estereotipos son muy negativos, y por este motivo, es necesario que madres, padres, maestros/as, instituciones, medios de comunicación, etc., eviten transmitir esta nefasta educación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *