Miradas reveladoras

Según un estudio publicado en línea el 4 de noviembre en Attention, Perception and Phychophysics, las personas de tendencias «progresistas» podrían ser más propensas a comprobar qué miran otros individuos. Los experimentos demuestran que, en general, la gente tarda más tiempo en percibir la aparición de un objeto si antes ha visto un rostro orientado en la dirección opuesta. Un equipo de psicólogos y politólogos de la Universidad Nebraska-Lincoln informa que mientras que los progresistas actúan de dicha manera, no sucede lo mismo en las personas conservadoras. Los investigadores pidieron a 72 estudiantes de primer ciclo que se fijasen en una imagen proyectada en una pantalla que mostraba una cara que miraba hacia la izquierda o bien hacia la derecha. Los probandos debían pulsar un botón en cuanto apareciese un punto negro. A pesar de que se les dijo que la orientación del rostro no pronosticaba la ubicación del punto, los progresistas tardaron entre 10 y 20 milisegundos más (alrededor de un 5 por ciento) en localizar el punto cuando el rostro no lo miraba (observaba en dirección opuesta), lo que indicaba que los probandos habían seguido la cara con la mirada. En los voluntarios conservadores el resultado fue distinto: tardaron el mismo tiempo en ubicar el punto negro, con independencia de la orientación del rostro de la imagen. Kevin Smith, coautor del estudio, afirma que una posible explicación del fenómeno consiste en que «los progresistas son más sensibles a señales de carácter social» (por ejemplo, hacia dónde se halla mirando una persona), mientras que los conservadores valoran la independencia personal. Cualquiera que sea la explicación, los resultados refuerzan la idea de que las inclinaciones políticas dependen, en parte, de las diversas formas en que las personas utilizamos la información de carácter social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *