México: Autorizan el uso de idiomas indígenas en los sacramentos

Ciudad de México, 30 Oct 2013 (AICA): Monseñor Luis Felipe Arizmendi Esquivel, obispo de San Cristóbal de Las Casas, informó que el papa Francisco autorizó el uso de los idiomas aborígenes tzotzil y tzeltal para administrar sacramentos y la celebración de la misa en el sureño estado mexicano de Chiapas. 

“Es una señal de que el Papa quiere que estemos más cerca de nuestros pueblos», expresó el prelado mexicano y señaló que la autorización es un reconocimiento del trabajo que se hizo en la diócesis por el tzeltal, que explicó «sólo se usa entre nosotros, y por el tzotzil, que también se usa en la arquidiócesis de Tuxtla Gutiérrez». 

“Es motivo de gran gozo y esperanza para nuestro pueblo, pues le da confianza de que su idioma es reconocido por la Iglesia y que se puede usar en las celebraciones con toda seguridad, tanto en lo doctrinal como en lo cultural», indicó el prelado. 

Monseñor Arizmendi señaló que desde hace algunos años se utilizaban en la misa algunos textos en estos idiomas, pero no en su totalidad como quedó avalado ahora. 

Durante largos meses, añadió el obispo, equipos de traductores de ambas diócesis trabajaron intensamente por poner en esas lenguas los textos litúrgicos. El tzeltal, idioma que sólo se usa en nuestra diócesis por casi medio millón de personas, y el tzotzil, que también se habla aquí y en la arquidiócesis de Tuxtla Gutiérrez por más de 350 mil indígenas». 

Mons. Arizmendi contó que en tres ocasiones fueron representantes de la Conferencia Episcopal, especialistas en Biblia, liturgia, doctrina de la fe y cultura, para revisar que las traducciones se ajustaran al texto oficial; después, fueron presentadas y aprobadas por unanimidad en asambleas plenarias del episcopado; luego fueron enviadas a Roma a las Congregaciones para el Culto Divino y Doctrina de la Fe, para su reconocimiento. 

“Después de todas estas revisiones, la última palabra la tenía el Papa, para la aprobación definitiva, y Francisco nos la ha concedido. Esto es motivo de gran gozo y esperanza para nuestros pueblos originarios. 

Las demás traducciones del Ordinario de la Misa y de los Sacramentos están en un proceso semejante, aunque para ello no hace falta la aprobación del Papa, sino basta la de la Congregación para el Culto Divino, que las está estudiando». 

Las fórmulas son las palabras centrales de cada sacramento, esenciales para su validez. Por ejemplo, para el bautismo: Yo te bautizo en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Para la consagración del pan en la Misa: Tomen y coman, esto es mi Cuerpo que será entregado por ustedes. 


El náhuatl: la lengua que habló la Virgen de Guadalupe 
Por otra parte, el obispo contó que recientemente se realizó el V Taller de cultura náhuatl, en la parroquia de Naupan, sierra norte de Puebla, en que participaron 42 personas, casi todos hablantes del náhuatl, la mayoría indígenas de esta etnia. 

Monseñor Arizmendi fue en representación del episcopado mexicano y el encargado de coordinar estos talleres, que tienen como objetivo traducir la Biblia y los textos litúrgicos a ese idioma, el más hablado en el país (millón y medio), y el que usó la Virgen de Guadalupe en el Tepeyac. 

«Ya tradujeron el Padre nuestro, el Ave María, el Credo y las respuestas más ordinarias de la Misa. Esto es un aliciente para los demás idiomas que se usan en el país y en nuestro Continente, pues nuestro pueblo tiene derecho a que las celebraciones litúrgicas sean en su propia cultura y que la Palabra de Dios llegue a los fieles en su propio idioma», afirmó el prelado. 

Finalmente el obispo de San Cristóbal de las Casas recordó que “en Aparecida, expresamos: Como Iglesia, que asume la causa de los pobres, alentamos la participación de los indígenas y afroamericanos en la vida eclesial. Vemos con esperanza el proceso de inculturación discernido a la luz del Magisterio. Es prioritario hacer traducciones católicas de la Biblia y de los textos litúrgicos a sus idiomas. Se necesita, igualmente, promover más las vocaciones y los ministerios ordenados procedentes de estas culturas” y animó “a quienes dan su servicio pastoral en comunidades aborígenes, que pongan empeño en que la Biblia y la liturgia se tengan en los idiomas originarios”.+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *