Método innovador para procedimientos de aumento vertebral

Una nueva solución basada en implante para el tratamiento de las fracturas de compresión vertebral (FCVs) representa una desviación de la cifoplastia de balón (CPB), el estándar de cuidado actual.

El sistema de tratamiento Kiva VCF está indicado para la reducción y el tratamiento de fracturas de columna en la columna torácica y/o lumbar (T6–L5), proporcionando soporte estructural al cuerpo vertebral y un reservorio para dirigir y contener el cemento óseo durante el aumento vertebral. El sistema presenta un implante flexible hecho de PEEK-OPTIMA, un polímero biocompatible que es ampliamente usado y bien aceptado como un implante de columna. El implante es aplicado sobre una guía de alambre removible en una asa continua en el cuerpo vertebral a través de una incisión percutánea, única, de diámetro pequeño. La cantidad del implante Kiva aplicada es personalizada por el médico durante el procedimiento.

Ambos sistemas el de la derecha y de la izquierda están disponibles para permitir el acceso al cuerpo vertebral desde cualquier pedículo, facilitando la aplicación direccional del cemento y precluyendo el flujo posterior. Las características del diseño incluyen un mango auto-contenido que no requiere preparación; y una fibra de nitinol (guía de alambre) que permite la colocación controlada dentro de la región fracturada del cuerpo vertebral y asegura la posición exacta del Implante Kiva. El implante radio-opaco puede adaptarse a varias morfologías de fracturas. El Kiva System es un producto de Benvenue Medical (Santa Clara, CA, EUA).

El Kiva VCF Treatment está hecho para ser usado en combinación con el kit de cemento “Benvenue Vertebral Augmentation”, que contiene cemento óseo de polimetil metacrilato (PMMA) muy visible y un sistema de inyección fácil de usar. El estuche de aumento vertebral está diseñado para simplificar la mezcla y la transferencia del cemento óseo PMMA con exposición mínima a vapores y proporcionar aplicación, precisa, controlada del cemento óseo, maximizando así el tiempo de trabajo y facilitando la visualización bajo el fluoroscopio.

“Estamos emocionados de traer el Kiva System y sus beneficios clínicos para la gran y creciente población de pacientes con FCV en el mercado de los EUA”, dijo Robert Weigle, director ejecutivo de Benvenue Medical. “El segmento VCF tiene pocos datos clínicos Nivel I, y estamos orgullosos de haber patrocinado uno de los estudios aleatorizados más grandes en este espacio hasta la fecha”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *