Mes y medio para reaccionar al brote de legionela

El brote de legionela que afecta a un hotel de la localidad de Calp (Alicante) suma ya 15 afectados, tres de los cuales han fallecido. El primer contagio -que ha afectado a 11 turistas que se alojaron en el hotel Diamante Beach y a cuatro empleados españoles- tuvo lugar el 14 de diciembre y el segundo el 27, como admitió ayer la Consejería de Sanidad valenciana.

Las autoridades sanitarias los consideraron casos aislados hasta que apareció un nuevo contagio el 12 de enero y comenzaron a aparecer más enfermos con neumonía por legionela. Sin embargo, no fue hasta el miércoles cuando la Generalitat admitió la existencia de seis contagios, que ya son más del doble, y que aún podrían ser más, dado el plazo de incubación de la enfermedad (hasta 15 días). «Hasta entonces no existían suficientes evidencias epidemiológicas para hablar de brote», explican.

La autoridad sanitaria consideró los primeros como casos aislados
Mientras la sanidad valenciana guardaba silencio, la británica advertía a sus médicos de que estuvieran atentos a posibles casos de legionela en pacientes que regresaran de Calp. En una notificación a la que ha tenido acceso este periódico cursada el 20 de enero y firmada por Michael McBride, responsable británico de salud pública, se alerta de la existencia de cuatro contagios de turistas ingleses y galeses confirmados por la Red Europea de Vigilancia de Legionela.

De las tres víctimas mortales, todos británicos, de 73, 76 y 78 años, dos murieron en su hotel. Sanidad explicó ayer que ambos formaban parte del grupo que el 16 de enero fue trasladado a otro hotel a instancias del operador turístico que organizó el viaje. El motivo fue la sospecha de que el establecimiento podía ser el foco del contagio. Ese mismo día, se procedió a limpiar y desinfectar las instalaciones.

Tras la mudanza fallecieron los mencionados dos turistas en el nuevo hotel. Fue el 26 y el 31 de enero. Pero no se informó hasta el jueves. ¿Por qué se tardó tanto otra vez? Fuentes de la Consejería de Sanidad señalan que hasta el jueves no tuvieron los resultados de la autopsia que confirmaron que las patologías de base que padecían se complicaron a causa de la pulmonía que les provocó la bacteria. El resultado de los análisis forenses se dio a conocer el jueves, junto con la muerte de la tercera víctima, en la unidad de cuidados intensivos de Clínica Benidorm.

A última hora de ayer, aún permanecían ingresadas tres personas en este centro. Su estado es estable y responden a la medicación, según fuentes sanitarias. Uno es un médico que supera los 70 años y que fue llamado por el hotel cuando se detectaron los primeros casos. Otro español afectado es un pulidor que trabajó en el vestíbulo del hotel.

El jueves por la noche se notificó el «cierre progresivo del hotel» tras encontrarse la bacteria en concentraciones superiores a las recomendadas en 14 de las 32 muestras analizadas. Pero esa noche el hotel funcionó con normalidad. No fue hasta la mañana de ayer cuando se empezó el traslado de los clientes a otro hotel de la cadenas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *