Medio Oriente celebra el nacimiento de Cristo

Medio Oriente celebra el nacimiento de Cristo

Unidad de cristianos y musulmanes marca la Navidad copta en Egipto

Pese al temor a nuevos atentados, los fieles fueron a las iglesias y entre los asistentes se destacó la presencia de musulmanes que querían expresar unidad ante la violencia. Muchas familias pasan la fiesta rezando y comiendo en sus casas.

——————————————————————————–

Los cristianos de Egipto celebraron este viernes su Navidad en familia y arropados por sus compatriotas musulmanes, que con su presencia en los oficios religiosos quisieron demostrar que el pueblo egipcio permanece unido ante la violencia.

Tras el atentado que la pasada Nochevieja costó la vida a 23 personas e hirió a otras 90 en una iglesia de la ciudad mediterránea de Alejandría, la mayoría de los egipcios intentaron acallar las voces que hablan de enfrentamiento entre cristianos y musulmanes en el país árabe más poblado.

Los coptos, que representan un diez por ciento de la población de Egipto, visitaron como es habitual a sus familiares y amigos, y se reunieron para degustar copiosos manjares en unas festividades que tienen un carácter más litúrgico y espiritual que en Occidente.

Sin embargo, el atentado de Alejandría sí ha marcado el día de Navidad, ya que otros años los fieles acudían a las actividades infantiles organizadas en las iglesias, y en esta ocasión han optado por el recogimiento familiar a pesar de la ausencia de incidentes.

«Las actividades en las iglesias fueron canceladas no porque estemos asustados, sino porque estamos tristes», aseguró a la agencia de noticias Efe el joven copto Marc Joseph.

En su opinión, los cristianos consideran que «no es adecuado celebrar la Navidad como otros años» y creen que es momento para rezar y expresar su pesar y apoyo a las familias de las víctimas de la masacre de Alejandría.

Pero la tristeza no les ha impedido celebrar en familia estas fiestas tan señaladas con una buena comida de Navidad en la que no falta la carne, después de un periodo de ayuno en el que los coptos sólo tienen permitido comer verduras y pescado.

El plato estrella en muchos hogares, que en estas fechas están decorados con el tradicional árbol de Navidad, es el pavo, como en la casa de los suegros de la cristiana Marian Nashat.

«El pavo será el plato principal y lo acompañamos con pasta y verduras», explicó a Efe Nashat, que visitó primero a sus padres y otros familiares para obsequiarles con los tradicionales regalos navideños.

La Navidad ortodoxa comenzó el jueves por la noche con la tradicional Misa del Gallo, que fue oficiada en las iglesias entre estrictas medidas de seguridad, y en la sede del patriarcado copto en la catedral cairota de Abasiya por Su Santidad Shenouda III, Papa de Alejandría y Patriarca de los Coptos.

El pontífice, acompañado por numerosos sacerdotes, hizo referencia a las víctimas de la matanza del 6 de enero del año pasado en la localidad meridional de Naga Hamadi, donde fueron asesinados a tiros varios fieles cuando salían de una iglesia tras asistir a la Misa del Gallo.

A la catedral acudieron altos dignatarios del régimen de Hosni Mubarak, entre ellos, el secretario general del gobernante Partido Nacional Democrático (PND) e hijo del presidente, Gamal Mubarak, su hermano mayor Alaa, y el ministro de Finanzas egipcio, Yusef Butros Ghali.

Aunque el temor a nuevos atentados disuadió a algunos cristianos de ir a los templos, sobre todo, en zonas del Alto Egipto, en el sur, donde son frecuentes los episodios de violencia sectaria, en la mayoría de las iglesias el número de asistentes fue muy elevado y destacó la alta presencia de musulmanes.

«La iglesia estaba abarrotada, fue muy espiritual», dijo Joseph, quien señaló que este año asistieron a la misa «muchos musulmanes, a los que la gente agradecía el gesto (de solidaridad)».

Fue el caso de la actriz egipcia Olfat Imam, de confesión musulmana, quien aseguró a Efe a la salida de la iglesia de la Virgen en el barrio cairota de Zamalek que participó por primera vez en estas celebraciones para ofrecer sus «condolencias» y apoyar a sus «hermanos y hermanas».

Este respaldo se debe, según Nashat, a que «los musulmanes quieren mostrar que el atentado ha afectado a todos los egipcios, no sólo a los cristianos».

Fuentes: EFE – VR – AJS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *