Marita Verón, el nombre de la ley

Mientras la Cámara de Diputados de la Nación aprobaba la ley contra la trata de personas, la justicia tucumana argumentaba el porqué de la absolución de los 13 acusados de integrar una red de explotación de la prostitución en la provincia de Tucumán en la que pudo haber caído Marita Verón. Ese es el nombre de la mujer que con su desaparición le puso cara a un delito aberrante en nuestro país en el que están implicados distintos círculos que ponen todo su esfuerzo en: secuestrar una persona, anularla subjetivamente e introducirla en una red de prostitución que suele tener contactos con organizaciones criminales transnacionales.

El caso Marita Verón se hizo público gracias al monumental trabajo de su madre Susana Trimarco. Trascendió las fronteras reales y virtuales para poner en discusión e investigación el trabajo vomitivo de las mafias que llevan a cientos de mujeres a convertirse en esclavas sexuales.

La ley aprobada el miércoles se había elaborado en el año 2008 gracias al trabajo de Trimarco. Tuvo la aprobación en el Senado pero luego quedó archivada y la indignación que atravesó toda la sociedad por la absolución a los 13 imputados en el caso Marita Verón logró que el proyecto se desempolvara y finalmente se aprobara. El texto prevé un endurecimiento en las penas para quienes participen de esta explotación, se contemplan responsabilidades que antes no eran tenidas en cuenta pero no entran en consideración las figuras del “cliente” ni la de quienes regenteen lugares donde en forma velada se practique la prostitución. Si bien se considera la ayuda terapéutica que una víctima pueda necesitar no se tiene en cuenta su reinserción laboral.

De todos modos el debate tiene distintas aristas y desde algunas agrupaciones feministas se cuestiona el derecho a poder disponer libremente del propio cuerpo. A su vez, la Asociación Mujeres Meretrices de la Argentina en Acción por Nuestros Derechos (AMMAR) se ocupa de subrayar el derecho al trabajo sexual y por eso retoman las palabras de Trimarco quien señaló: “Yo no lucho contra la prostitución con las mujeres que se quieren prostituir porque quieren, yo lucho contra la trata de personas que es otra cosa, y lucho por mi hija”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *