MARIE CURIE

8 inventores muertos por sus inventos

Anuncios Google

Aunque emplearon lo mejor de su talento con sus intenciones más ambiciosas, estos desafortunados inventores vieron truncados sus días nada menos que a manos de aquello mismo a lo que sacrificaron su  y su voluntad —y al su vida misma.

Franz Reichelt: sastre de profesión, el franco-austriaco Franz Reichelt diseñó el primer paracaídas portátil, el cual sin embargo le falló cuando lo probó arrojándose de la Torre Eiffel en 1912

Aunque la innovación científica y tecnológica  siempre posee un sentido positivo de avance y progreso, existen en la historia de la ciencia y la tecnología algunas excepciones a esta regla no escrita, situaciones atípicas que además resultaron fatales para los involucrados, cobrándoles la vida a manos de sus propias invenciones.

Otto Lilienthal: aviador alemán que inventó 18 modelos distintos de aeronaves, entre estas la precursora de la llamada “ala delta”. Al probar el que sería el último de sus modelos cayó desde una altura de 15 metros.

Marie Curie: es célebre el caso de Marie Curie, cuyo contacto con materiales radioactivos (cuando todavía no se conocían con certeza las consecuencias de esta manipulación) desencadenó en ella una enfermedad de la médula espinal conocida como anemia aplástica. Murió en 1934.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *